Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real Madrid de Lopetegui se estrena con derrota y buenas sensaciones

La actuación de Ceballos sobresale en la correcta presentación de los blancos, que merecieron más ante el United (2-1). Gol de Benzema, intranscendente Bale y destellos de Vinicius en su debut

Borja Mayoral, ante dos jugadores del United en Miami. En vídeo, declaraciones de Lopetegui tras el partido.

Sesenta y siete días después de la conquista de la Decimotercera, Miami fue testigo de la apertura de una nueva época en el Real Madrid. Sin Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo, los dos hombres más influyentes en la historia reciente del club, la era de Julen Lopetegui y Gareth Bale echó a andar con una derrota por la mínima ante el Manchester United (2-1) y una inequívoca reivindicación de Dani Ceballos, el hombre más destacado en el aceptable estreno del equipo blanco. Debutó con destellos interesantes Vinicius Júnior, se estrenó también con buena nota Álvaro Odriozola, marcó Benzema y apenas hubo rastro de Bale en su primer día como referente.

Sin apenas rodaje, con muchas ausencias y escasa presencia del que será el núcleo duro de la plantilla, no ha de dársele especial relevancia a este primer muestreo del nuevo Madrid del vasco. Sí sirvió la prueba ante el rácano conjunto de José Mourinho para confirmar que en Chamartín necesitan incorporar pólvora arriba y también para empezar a intuir por dónde irán los tiros con Lopetegui en cuanto al estilo y esquema. Con un 4-3-3 de inicio, fue el Madrid un equipo vistoso, superior a su rival y dispuesto a tratar con mimo el balón. Señales positivas para un plantel que en su debut tras 16 días de trabajo acusó la escasez de efectivos de primer nivel atrás y la falta de pistoleros arriba, donde la ausencia de Cristiano se antoja tan desoladora como se preveía. Más rodados que los blancos, el tridente del United formado por Alexis, Mata y Ander Herrera castigó de inicio a la improvisada zaga compuesta por Odriozola, Vallejo, el canterano Javi Sánchez y Theo. Un balón de Alexis a la espalda del lateral francés terminó en un pase atrás de Darmián que embocó a puerta el chileno. Se intercambiaron los papeles poco después y tras una dejada de Alexis fue el español quien fusiló a un gris Casilla. Dos zarpazos en media hora y demasiado castigo para empezar.

Para entonces Ceballos ya había empezado a monopolizar el juego. Olvidado por Zidane el curso pasado, su figura se intuye más trascedente con Lopetegui. Escoltado por Llorente y el uruguayo Valverde y sin la presencia de grandes nombres a su alrededor, el utrerano se puso a los mandos. Suelto, se gustó, pidió la pelota y dirigió a un Madrid combinativo en el que tampoco tardó en asomar Vinicius, hasta ahora la gran atracción madridista. Lopetegui le brindó una hora en su primer partido de blanco, en el que formó tridente con Bale y Benzema, y el muchacho respondió con desparpajo y un par de detalles de quilates. El mejor, unas cuantas bicicletas que sentaron a Mensah en una acción por la izquierda que no pudor rematar Bale, intrascendente en su estreno como sucesor de Cristiano. La producción del galés, que parece que también se asentará en el costado derecho con Lopetegui, se resumió a un disparo con rosca que no cogió puerta. Algo más activo se mostró Benzema, llamado también a dar un paso adelante sin el luso. Desaprovechó nada más comenzar un regalo del infatigable Odriozola, que confirmó que viene a dar guerra a Carvajal, pero no falló a la segunda. Buen centro de Theo y remate de primeras del francés para firmar el primer gol de curso del Madrid segundos antes del descenso. Hasta ahí llegó el tiempo de Bale y Benzema.

El intermedio dio paso a la habitual rueda de sustituciones en la que Lopetegui pudo comprobar la notable mejoría de Odegaard a su paso por Holanda. El volante noruego, descarado y con acciones técnicas propias de un joven aventajado, tuvo el empate en un remate franco que se le fue arriba. Tampoco atinaron los puntas Mayoral y De Tomás, que opositan a un hueco en la plantilla del vasco. Ni siquiera con la presencia de Isco, Asensio y Kroos en los minutos finales pudo encontrar el empate un Madrid insistente que se estrenó con derrota pero con buena nota en Miami. Lopetegui, eso sí, tiene trabajo y poco tiempo.

Más información