Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla rechaza la opción de jugar la Supercopa con el Barça a partido único

La Federación Española había propuesto que el encuentro se disputará el día 12 y el club azulgrana estaba de acuerdo

Barcelona Sevilla Ampliar foto
Jordi Alba y Navas, en el Barça-Sevilla de Copa, en abril. EFE

El Sevilla rechazó la propuesta de la Federación Española de Fútbol (FEF) para jugar la Supercopa contra el Barcelona el 12 de agosto a partido único. El club andaluz, tras analizar la propuesta y antes de que expirara el plazo, a las 24.00 horas del jueves, anunció que se mantiene en su propuesta inicial de disputar el trofeo a doble partido, como es habitual, los días 5 y 12 de agosto. El Barcelona, en cambio, estaba de acuerdo con la propuesta de la FEF. De haber prosperado esa propuesta, el partido probablemente se hubiera disputado en Tánger.

El Sevilla argumenta su decisión en los intereses del club y de su afición. El partido de la Supercopa está incluido en el abono anual de los socios del equipo andaluz. La propuesta de la FEF se produjo en una reunión entre los representantes de ambos clubes y de la Federación en Madrid. El formato habitual de la competición es a doble partido, pero las dificultades para encontrar las fechas propiciaron que se intentara consensuar la disputa el torneo a partido único. Ahora, será la FEF la que decida la fecha o las fechas definitivas, aunque no se descarta que traslade esa decisión al Consejo Superior de Deportes (CSD).

La Liga tenía aprobado en su calendario que el torneo se celebrase los días 5 y 12 de agosto. Pero el Barcelona ya tenía previamente programado un partido el día 4 de agosto en San Francisco que forma parte de su gira por Estados Unidos. La Federación España proponía como alternativa los días 12 y 19 de agosto, pero esa segunda fecha coincidiría con la primera jornada de la Liga. La FEF proponía aplazar ese partido liguero y que ese domingo 19 de agosto no se jugase ningún otro encuentro. Pero la Liga se oponía a esta solución.

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española, tras la reunión celebrada en la Ciudad del Fútbol, y a la que asistieron el responsable de Relaciones Institucionales y Deportivas del Barcelona, Guillermo Amor, del CEO del club azulgrana Óscar Grau, del presidente del Sevilla, José Castro, y del director general del conjunto andaluz José María Cruz, explicó que uno de los temas que más preocupa es movilizar a las aficiones: “Los finalistas de la Supercopa son generalmente equipos con unas grandes aficiones que generan unas grandes taquillas y no queremos perjudicar económicamente a los equipos españoles. A corto plazo no vemos que vaya a haber un cambio. Cosa diferente es que en el futuro se generen otras vías de ingresos interesantes”.

“Tanto el Barcelona como el Sevilla están muy preocupados por sus aficiones y porque en el caso de que sea a partido único, estas sean compensadas y puedan disfrutar del partido. Esa es la mayor preocupación que las dos partes han esbozado aquí. Nosotros hemos propuesto una vía de compensación que la van a estudiar. Estamos tratando de buscar facilidades”, completó.

Asimismo aseguró que no pretenden imponer su criterio: “La Supercopa es competencia de la federación y podíamos obligar a celebrarla a un partido o a dos pero no lo vemos democrático ni entendemos que sea así, tienen que ser los clubes los que participen”. Ahora, tras la decisión del Sevilla y las divergencias entre ambos clubes, las fechas de la Supercopa quedan en el alero, cuando apenas queda un mes para su celebración.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.