Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María José Rienda: “Tendremos perspectiva de género, lógicamente”

Es la primera mujer presidente del Consejo Superior de Deportes. Es la primera deportista de elite secretaria de Estado para el Deporte. Está empeñada en sacar la cabeza del agua, respirar, luchar y ejecutar. Y está comprometida

María José Rienda, en el CAR de Madrid.
María José Rienda, en el CAR de Madrid.

Es la primera mujer presidente del Consejo Superior de Deportes. Es la primera deportista de elite secretaria de Estado para el Deporte. María José Rienda, esquiadora olímpica, granadina, de 43 años, es una pionera en todo el sentido de la palabra que en su primera semana se ha sumergido en la gestión cotidiana de la oficina, como una buceadora sin tiempo para más. Pero está empeñada en sacar la cabeza del agua, respirar, luchar y ejecutar. Y está comprometida.

Pregunta. Hará ejercicio todas las mañanas, ¿no?

Respuesta. No, no. Ahora mismo solo tengo tiempo para la agenda. Pero, claro, cuando se normalice un poco la situación... El deporte es que tengo que seguir haciéndolo, sí o sí. El deporte es necesario para todos por salud, y, aparte, para mí, porque me hace falta, porque de siempre, desde chica lo he hecho. No me meto ya las palizas que me metía antes, cuando competía, pero si tengo la oportunidad de una partida de pádel, golf, fútbol, lo que sea, correr, bicicleta... Me gusta, me gusta. Pero a nivel de ocio, ¿eh?

P. Si pusiera su nivel intenso, pocos trabajadores del CSD aguantarían su ritmo, se supone...

R. No, no, no crea... Ahora mismo, el entrenamiento físico no es la prioridad, solo los hábitos saludables. Esa es mi cultura, que es buena para toda la ciudadanía...

P. Llega al cargo a mitad de legislatura en medio de una efervescencia optimista en la sociedad, un Gobierno que quiere cambiar las cosas... ¿Se siente representada en ese espíritu?

R. Me siento con mucha responsabilidad. Y muy contenta. Orgullosa porque este es uno de los cargos más importantes dentro del deporte, y con mucho respeto. Y sé que hay muchas cosas que tenemos que gestionar para que el día de mañana den sus frutos.

P. ¿Qué le decidió a aceptar?

R. Me retiré de la competición de la Copa del Mundo en 2011 y entré ya a gestionar el mundo del deporte. Cuando empecé no sabía si me motivaría tanto como me había motivado la carrera deportiva de esquiadora en la que había gastado 22 años disfrutando. También pensé, y lo sigo pensando, que el deporte me había dado mucho, y que esta era la oportunidad de usar la experiencia para mejorar todas aquellas cuestiones en las que ya tenía una sensibilidad especial. Tengo que darle al deporte todo lo que me ha dado. ¿Qué mejor motivación? Hay que involucrarse en la gestión para seguir mejorando este deporte tan bonito que tenemos en España.

P. ¿Qué asunto es el que le preocupaba más cuando la nombraron?

R. Cuando el ministro José Guirao se dirige a mí, me atraganté un poco. Vale, me dije. Primero tendré que cambiar mi vida personal y luego tendré que gestionar muchas cosas de futuro. Vengo de la Junta de Andalucía, donde tenía una visión de la base del deporte, que se gestiona en las Comunidades, donde se maximizan los recursos. A nivel nacional hay mucho. Todo es prioritario e importante. Lo que he aprendido es que no hay cosas que no sean urgentes. Son urgentes, muy urgentes y muy muy urgentes. Es un sistema sin fin, en el que siempre hay cosas que resolver.

P. No ha habido más cambios que el suyo en el CSD. ¿Va a haber continuidad?

R. Llevo una semana estudiando mucho todo, la situación, la casa... Falta personal. tenemos que buscarlo y en eso estamos. Pero nuestra prioridad ahora es el presupuesto.

P. En sus tiempos de deportista de alto nivel, ¿echaba de menos que en este despacho hubiera alguien como usted ahora?

R. Es verdad que cuando se es deportista se tienen necesidades que hay que cubrir para rendir al máximo. Y siempre se presentan situaciones en las que se dice 'y por qué no se ha hecho esto o cambiado lo otro'. Y es verdad que todo no puedes cambiarlo ni puedes pretenderlo, pero tengo esa pequeña sensibilidad de haber vivido desde la base el deporte. Se podrá cambiar o no, pero lucharé por ello.

P. Cuando tomó posesión dijo aquello de que esta es la casa del deportista... ¿Tiene que ser más escuchada la voz del deportista? Esto siempre ha sido como el palacio de los funcionarios y las federaciones...

R. Los deportistas son nuestros estandartes. Son nuestros embajadores en las competiciones. Tiene un papel muy importante dentro de la estructura. Aquí siempre serán escuchados. Yo siempre he vivido esta casa como la casa del deportista, cuando yo lo era, con una experiencia muy positiva.

P. ¿Es necesario el estatuto del deportista profesional?

R. Siempre es necesario pelear por todo. En la nueva ley del Deporte, la que se inició ya a nivel de consenso parlamentario con José Ramón Lete y en la que seguiremos trabajando para intentar sacarla adelante antes del fin de la legislatura, vamos a tener un nuevo marco jurídico donde asentar el deporte. Y esas necesidades se desarrollarán. Actualmente tenemos muchas ayudas vinculadas con seguridad social [el 1% del fútbol televisado] y programas de inserción laboral después de la retirada. Son programas muy potentes que yo viví en persona en su día y que seguirán adelante.

P. La actual Ley del Deporte no contempla que sea obligatorio que las mujeres deportistas sean profesionales...

R. Yo creo que es justo que las mujeres tengan cabida en la estructura profesional. Por la ley, estamos limitados, pero la idea del futuro es la igualdad y el deporte inclusivo. Son dos líneas sencillas a las que tenemos que dar una estructura potente. Serán los pilares fundamentales....

P. Las mujeres trabajan para los clubes como autónomas sin baja maternal y hasta aceptando cláusulas antiembarazo... Hasta ahora, el CSD se ha escudado en la ley del Deporte para no actuar y ha centrado toda su política en la visibilidad del deporte femenino.

R. Aquí todas las denuncias se estudian, se abre un expediente, se oye a las partes, se ven las cosas y se trabaja en dar soluciones... Por ejemplo, ya nos hemos reunido con Leire Olaberria y la federación de ciclismo, a la que ha denunciado por considerar que se la discrimina por ser madre... Y solo llevo una semana aquí. Habrá cosas que no se podrán hacer de momento, pero de cara al futuro, para planificar los próximos años. Se ha hecho mucho, pero hay mucho que hacer.

P. ¿Con otra perspectiva?

R. Tendremos perspectiva de género, lógicamente.

P. Las federaciones piden más dinero…

R. En deporte son proporcionales la inversión y el resultado. Y durante la crisis general se ha bajado mucho, sí. Año tras año se están incrementado un poquito las partidas, y ese poquito nos da mucho de cara a poder conseguir más cosas. Todos los recursos tienen que ser lo más eficaces posibles, que lleguen donde tienen que llegar y que sean efectivos.

P. ¿El Plan ADO y el ADOP tienen futuro?

R. Desde Barcelona 92, ambos planes suponen un antes y un después para el deporte en España. Han sido unas ayudas referentes para el deportista. Habrá que estudiar más desde dentro o que puedan dar de sí.

P. Las federaciones piden un porcentaje de las apuestas online

R. Hay que sentarse detenidamente y ver todas las opciones. Y el Ministerio de Hacienda tendrá mucho que decir.

P. ¿Su examen será Tokio 2020?

R. Y Pekín 2022... Lo digo para que cambiemos la cultura... También los de invierno son ciclos olímpicos.

P. ¿El nivel deportivo de un país lo dan las medallas?

R. El trabajo es piramidal, pero el deporte es competición. La base es importantísima. Las 65 federaciones, que son nuestras manos, las del Consejo, dentro del territorio, hacen un trabajo fantástico con la base y con los mejores, con los laureados, que nos consiguen medallas. Hablando de los Juegos, si hay más presupuesto hay más medios, si hay más medios mejores entrenamientos y mejores resultados. Dependemos de los presupuestos. Lo veo necesario. Las medallas son muy importantes, y muchas veces se mide solo por ellas, pero los deportistas están acostumbrados a examinarse constantemente.

P. Y tendrá que lidiar con las eternas guerras del fútbol… Liga, federación, conflicto…

R. Estuve en el Mundial con Rubiales, he estado con Tebas en la presentación de los equipos que ascendieron... Son competencias que se tienen que sentar y que tienen que ver qué necesidades y posibilidades. Y nosotros, todo lo que podamos ayudar a la hora de mediar, pero las competencias no son nuestras. Ellos tienen la necesidad de ponerse de acuerdo en el tema de las competiciones de cara al futuro. Nosotros, todo lo que se pueda colaborar, estaremos presentes. Yo no aprieto. Quiero ver las opciones de las partes, y hasta que yo no lo tenga...

P. Todos los conflictos terminan siempre en el Consejo...

R. Sí, pero ahora están ellos reuniéndose. Sé que tienen acercamientos. Es otro frente que tenemos. Nosotros proponemos soluciones y que luego poquito a poco resolvemos. Es como cuando se trata de desenredar un ovillo, tirando de puntitas diferentes, poquito a poco... Hay mucho que ver entre partes. Lo importante siempre es sentarse con las dos partes y ver las soluciones. Estamos aquí para gestionar lo público, para dar los mejores servicios y para dar soluciones.