Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamilton y Mercedes exhiben su dominio en Austria

El británico es el más rápido en los dos libres de este viernes con un mejor tiempo de 1m 4,579s

Hamilton, en el circuito de Spielberg, Austria.
Hamilton, en el circuito de Spielberg, Austria. Getty

La autoridad de Mercedes en el Gran Premio de Austria desde que hace cuatro años volvió al calendario del mundial de la Fórmula 1 vuelve a repetirse en esta edición, al dominar con solvencia las dos primeras sesiones de entrenamientos libres en el Red Bull Ring de Spielberg.

En las dos sesiones, el vigente campeón del mundo y líder del campeonato, el británico Lewis Hamilton, fue el más rápido, tanto por la mañana como por la tarde, en la que rebajó (1m 4,579s) el mejor registro obtenido en la primera tanda (1m 4,839s). Tras él acabó su compañero, el finlandés Valtteri Bottas. La primera jornada del GP de Austria no tuvo muchas novedades en la parte de arriba, donde batallan, como es costumbre, los Mercedes, los Ferrari y los Red Bull, mientras que en la liga inferior nuevamente Haas sacó lo mejor de sus coches y colocó al francés Romain Grosjean y al danés Kevin Magnussen como perseguidores inmediatos de la estela del grupo que ahora mismo parece inalcanzable.

A pesar del claro dominio de Mercedes, los primeros ocho coches acabaron en el mismo segundo, lo que aventura mucha igualdad este sábado en la sesión de clasificación para la parrilla, aunque el tiempo de Hamilton parece que aún podría incrementarlo, ya que el mejor de este viernes lo logró con neumáticos blandos, mientras que el resto lo hizo con superblandos o ultrablandos. Mientras por arriba la lucha estará entre qué Ferrari o Red Bull por saber quién se colocará detrás del segundo Mercedes, y si Haas será capaz de consolidar en la clasificación y carrera las buenas sensaciones que viene proponiendo desde los ensayos de Barcelona en pretemporada, por detrás Renault quiere ocupar la posición de cuarta mejor escudería, objetivo que por ahora McLaren no parece estar preparada para luchar.

Este viernes los pianos fueron un dolor de cabeza permanente para los equipos, y el español Carlos Sainz fue uno de los primeros afectados, cuando tuvo que entrar por la mañana a cambiar el frontal delantero por diferentes roturas. Por la tarde mejoró su rendimiento y logró ser décimo con un mejor registro de 1m 5,999s, a 1,420 de Hamilton, mientras su compañero, el germano Nico Hülkenberg, se colocó decimoquinto a 1,694 del mejor crono. Otra capítulo es el que vivió McLaren. Por la mañana el belga Stoffel Vandoorne también tuvo problemas por los bordillos y debió entrar en el garaje para reparar alguna rotura en el alerón delantero. Por la tarde, marcó el décimo mejor crono, mientras que su compañero, el español Fernando Alonso, que por la mañana estuvo haciendo probaturas aerodinámicas, estaba en el garaje donde se le cambió el fondo tras quedar afectado en un golpe cuando afrontaba un piano. No fue la primera vez que el coche de Alonso se tuvo que subir en los caballetes por el mismo motivo, aunque en la segunda ocasión un nuevo golpe sólo llevó a cambiar el alerón delantero. Fernando Alonso rebajó ligeramente por la tarde los tiempos de la mañana, a pesar de perder mucho tiempo por estar el coche parado. En las 33 vueltas que dio por la tarde finalizó con el penúltimo mejor crono, a 1,850 de Hamilton. El protagonismo de los pianos no sólo afectó a los pilotos españoles, y a McLaren en especial, sino también a Pierre Gasly (Toro Rosso), quien rompió una suspensión que obligó por la tarde a sacar una bandera roja, al quedarse el coche parado en una escapatoria.