Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vía recta para Nadal en Roland Garros

El número uno, aspirante a su undécimo título, evita en el cuadro a los tres adversarios potencialmente más peligrosos: Zverev, Thiem y Djokovic. Duro trazado para Muguruza, que debuta frente a Kuznetsova

Getty Firma: Cameron Spencer Pie de Foto: Nadal, durante un entrenamiento en Roland Garros.

Dentro de los peligros que oculta el trazado de todo Grand Slam, el de Roland Garros fue de lo más amable esta vez con Rafael Nadal. El número uno, aspirante a su undécima corona en París, conoció ayer su teórico recorrido hacia el trofeo del grande francés y obtuvo las mejores noticias posibles. El mallorquín debutará contra el ucraniano Alexandr Dolgopolov y de camino a su enésimo éxito en el Bois de Boulogne evitará a los tres escollos principales: el alemán Alexander Zverev (en condición de segundo cabeza de serie), el austriaco Dominic Thiem y el serbio Novak Djokovic (el último rival que le venció en la Chatrier, en los cuartos de 2015).

Se libró Nadal de todas las astillas y encara la gran cita sobre arcilla en línea recta, con inmejorables sensaciones. Ganó en Montecarlo, Barcelona y Roma, y tan solo se le resistió Madrid, territorio condicionado siempre por la altura. Se presenta, pues, como el gran favorito al título francés, toda vez que su dinámica es muy favorable (19 victorias y solo una derrota) no hay contratiempos físicos y sus adversarios más fuertes competirán en el otro lado del cuadro. Es decir, hacia una hipotética final (el 10 de junio), el balear no se toparía con ninguno de los tres jugadores que a priori más resistencia pueden ofrecerle en la arena y afrontaría cruces asequibles para un especialista de su categoría.

A piori, siempre y cuando se imponga la lógica, Nadal afrontaría el siguiente trayecto: Dolgopolov (54 del mundo) en la primera ronda; Joao Sousa (48) o Guido Pella (81) en la segunda; Richard Gasquet (32) en la tercera; Jack Sock (15) o Denis Shapovalov (26) en los octavos; Kevin Anderson (7) en los cuartos; Marin Cilic (4) o Juan Martín del Potro (6) en las semifinales; y Zverev (3), Thiem (8) o Djokovic (22) en la escena definitiva del torneo, que arranca oficialmente este domingo, con los 128 contendientes, después de cerrarse el listado en la fase clasificatoria.

Después de pasar unos días en su tierra, Nadal aterrizó en París el miércoles. Al día siguiente se ejercitó por primera vez, en un ensayo con el argentino Pablo Cuevas en la pista Suzanne Lenglen, y el sábado ofrecerá una rueda de prensa en la jornada destinada a la atención a los periodistas. El 3 de junio cumplirá 32 años y un año más ejerce en París como el gran dominador de la tierra batida. Allí, donde podría apuntarse 900 victorias como profesional, ha salido siempre vencedor, con solo tres excepciones: en 2009, cuando cedió en los octavos frente al sueco Robin Soderling; en 2015, batido entonces por el mejor Djokovic; y un año después, cuando se vio forzado a abandonar por una lesión en la muñeca antes de disputar la tercera ronda. Nadal es, por lo tanto, el nombre propio de un torneo en el que defiende el número uno recuperado en Roma y del que, cabe recordar, se ausentará otra vez Roger Federer por decisión propia.

Garbiñe, en un segundo plano

Si la mayoría de miradas se centran en Nadal, el tenis español cuenta con otro gran aliciente. A diferencia del curso pasado, entonces defensora del título, Garbiñe Muguruza interviene en esta edición con un perfil más moderado. Su trayectoria esta temporada ha sido discreta –solo un título, en el cemento de Monterrey– y los resultados no la han acompañado en la gira sobre arcilla; sin embargo, la española (24 años) continúa siendo una de las jugadoras más fuertes del circuito femenino. Para abrir boca, el sorteo le deparó un exigente cruce con Svetlana Kuznetsova, aunque casi siempre (5-1) ha salido airosa ante la rusa, veterana (32 años) a la que superó tres veces el año pasado.

Teóricamente, en su horizonte aparecen nombres como los de Carina Witthoeft (58), Anastasia Pavlyuchenkova (31), Coco Vandeweghe (15), Serena Williams (453) o Karolina Pliskova (6), Simona Halep (1) y Caroline Wozniacki (2) en una hipotética final, teniendo en cuenta también a la ganadora de hace un año, la letona Jelena Ostapenko. Es decir, un trazado durísimo para la campeona de 2016, derrotada en la última edición (octavos) por la francesa Kristina Mladenovic. Tenista imprevisible, Muguruza irrumpe esta vez por la Porte d'Auteuil en un beneficioso segundo plano, con menos focos sobre ella que hace un año, pero igualmente amenazante puesto que en los grandes escenarios es donde suele brindar su mejor tenis.

EL ESTRENO DE LOS ESPAÑOLES

CUADRO MASCULINO:

Rafael Nadal-Alexandr Dolgolpolov.
Pablo Carreño-jugador de la previa.
Roberto Bautista-Denis Istomin.
Albert Ramos-Mikhail Kukushkin.
David Ferrer-jugador de la previa.
Feliciano López-jugador de la previa.
Fernando Verdasco-Yoshihito Nishioka.
Pablo Andújar-Fabio Fognini.
Guillemo García López-Stan Wawrinka.
Roberto Carballés-Benoit Paire.

CUADRO FEMENINO:

Garbiñe Muguruza-Svetlana Kuznetsova.
Carla Suárez-Ana Konjuh.
Lara Arruabarrena-Timea Babos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información