Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso: “En Mónaco el piloto puede marcar la diferencia, pero no hacer milagros”

El piloto asturiano vuelve al Principado tras su incursión en las 500 Millas de Indiánpolis el año pasado

Fernando Alonso, en el paddock del circuito de Mónaco.
Fernando Alonso, en el paddock del circuito de Mónaco. Getty

El propio Fernando Alonso se teletransportó durante unos segundos desde Mónaco hasta las 500 Millas de Indianápolis: "En este momento habíamos terminado la crono, salíamos quintos con todas las opciones de ganar y esa sensación igual no la tienes aquí, porque ganar la carrera sabes que tienes muy poquitas posibilidades. La Fórmula 1 es todo un poco más monótono". Efectivamente, el año pasado, a estas alturas, el piloto asturiano se divertía en el óvalo de la Indy como hacía tiempo que no podía, volviendo a saber lo que se siente al tener un coche con potencial ganador. Sus aspiraciones se truncaron a 21 vueltas del final por un fallo de motor.

Las condiciones no han cambiado demasiado en la vida de Alonso. Este año también se ha buscado un reto fuera de la F-1, el Mundial de resistencia, ese que le ha dado en Spa su primera victoria desde 2013, pero el calendario, aunque mucho más apretado, no le obliga a saltarse ningún Gran Premio. Por lo que respecta a McLaren, la escudería vuelve al Principado después de haber dado un paso adelante con el motor Renault, pero aún así con pocas opciones de discutirle a Red Bull, Mercedes o Ferrari: "El piloto puede hacer la diferencia, pero no milagros", sentenció el español, que marcha séptimo en el Mundial después de haber puntuado en todas las carreras. "La crono del sábado es el 99% de la carrera", añadió.

Mónaco forma parte de ese relato ganador que quiere escribir Alonso en el deporte de motor ganando la conocida como triple corona. En Montecarlo se coronó dos veces, en 2006 y 2007, el año pasado intentó sin éxito las 500 Millas y el 17 de junio probará suerte en Le Mans, con serias opciones de victoria. "He corrido 18 años aquí y cuando el coche estaba bien ganábamos y cuando estaba mal luchábamos por estar en la Q3". Esto último sigue siendo el objetivo de la escudería británica, que en el GP de Barcelona estrenó su paquete de novedades más ambicioso de la temporada, con un morro delantero repleto de novedades aerodinámicas

"Mónaco normalmente tiende a nivelar las fuerzas, pero nunca hemos visto ganar a un equipo de media tabla para atrás o a un coche lento. Aunque siempre creemos que eso puede pasar, al final siempre ganan los mismos", admitió el asturiano, antes de cerrar: "No es fácil sorprender pero sí lo es equivocarse".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información