Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso hace feliz al niño Joaquín

El piloto de McLaren invita a seguir el GP de España en Montmeló al pequeño que celebró efusivamente su octava plaza en la clasificación y se hizo viral en las redes sociales

Fernando Alonso con el niño Joaquín
Fernando Alonso con el niño Joaquín

Desde que Liberty Media tomó el control del Mundial de Fórmula 1 a finales de 2016, uno de los principales objetivos de la compañía norteamericana fue acercar el campeonato a la gente a través de todas las plataformas posibles. Desde entonces se ha potenciado la presencia del gran circo en las redes sociales y se han aplicado cambios sustanciales a nivel visual que el espectador puede ver desde su casa a través de la televisión. Sin embargo, las acciones más valiosas y las que tienen mayor impacto son las espontáneas, como la que protagonizaron este sábado y domingo Joaquín, un niño de cinco años que se acercó a Montmeló desde San Sebastián de los Reyes, y Fernando Alonso, su ídolo.

Una de las imágenes del sábado fue la de Joaquín, en la pelouse del Circuit, celebrándo efusivamente la octava plaza que el piloto de McLaren se acababa de ganar en la cronometrada. El asturiano lo vio y a través de su perfil de Twitter pidió a los promotores del mundial que le trajeran al niño, que quería conocerle. Conscientes del tirón que podía tener todo aquello, la maquinaria de Liberty se puso manos a la obra y allí estaba Joaquín, el domingo por la mañana y lógicamente junto a sus padres, en la puerta del paddock del trazado catalán. Una vez allí, los responsables del circuito y los miembros de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) le gestionaron el pase para que pudiera acceder al recinto sin problemas.

Al informar a Alonso, el español le recibió y se lo llevó consigo al garaje del equipo británico y hasta le subió a su prototipo. Joaquín tiene previsto ver la carrera desde el taller. En definitiva, una historia de esas que tanto gustan a Liberty, que el año pasado en este mismo escenario movió cielo y tierra para que otro niño, en este caso un admirador de Kimi Raikkonen, conociera al Hombre de Hielo después del disgusto que se llevó al verle abandonar a las primera de cambio.

Más información