Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Stoffel Vandoorne: “La diferencia entre Alonso y yo es extremadamente pequeña”

El compañero del piloto asturiano en McLaren afronta su segundo año en la F1

gp españa F1
Stoffel Vandoorne, en Montmeló. Getty Images

Stoffel Vandoorne (Bélgica, 1992) ganaba, ganaba y ganaba hasta que el año pasado llegó a la Fórmula 1 y dejó de hacerlo irremediablemente subido a un coche que convertiría 2017 en la segunda peor temporada en la historia de McLaren. Esta temporada, con bastante más experiencia y un monoplaza más competitivo, acumula ocho puntos en su casillero, 20 menos que Fernando Alonso, su compañero de equipo, que además le supera 5-0 en el duelo de las cronometradas. En Montmeló, el belga arrancará el undécimo mientras que el español lo hará el octavo tras clasificarse por primera vez para la Q3. En un receso de la actividad en pista, Vandoorne tuvo un rato para sentarse a charlar con EL PAÍS.

Pregunta. ¿Cómo fueron las mejoras introducidas en el coche y especialmente el nuevo morro?

Respuesta. Los equipos siempre eligen Barcelona para incorporar la primera gran actualización del año, y en ese sentido el frontal hace que el coche se vea muy distinto. Es difícil calibrar exactamente el rendimiento que nos ofrecerá, pero las primeras sensaciones son buenas. La nariz es la parte más visible pero hay otros elementos que no están tan a la vista y que también se han desarrollado. Este es el paquete de mejoras más grande de este curso.

P. ¿Puede hacer una valoración del MCL33 y compararla con las expectativas que tenía usted en invierno?

R. Evidentemente que estoy decepcionado de cómo arrancamos la temporada. Todos esperábamos más, y los resultados no son los que deseábamos, sobre todo en las cronometradas. En la mayoría de carreras fuimos capaces de sumar puntos, pero aún habríamos acumulado más de haber comenzado más arriba en la parrilla.

P. Después de pasar a incorporar el motor Renault, ¿qué opinión le merece el chasis del coche?

R. Tanto yo como Fernando estamos forzando la máquina y centrándonos en algunas áreas específicas en las que nos falta un poco. No hay una solución mágica, sino que será pieza a pieza que haremos que el monoplaza sea más manejable. Entonces podremos ir más rápido. Lo bueno es que los dos pedimos las mismas cosas y nos quejamos de lo mismo, y eso supone que el equipo tiene una dirección muy clara a la que apuntar.

P. Uno de los puntos débiles de su bólido es la velocidad en recta. ¿Hablamos de un problema de potencia o de resistencia aerodinámica?

R. Está claro que la velocidad en recta no ha sido uno de nuestros puntos fuertes esta temporada, y tenemos mucho trabajo en ese sentido. Estamos en una situación parecida a la de 2017 y hay investigaciones en marcha en esa área específica.

P. ¿Cuál es su objetivo en la F1?

R. Quiero ser campeón del mundo, siempre he sido muy claro en eso. Me acostumbré a ganar en casi todas las categorías en las que competí antes de llegar a la F1, y creo que tengo capacidades para hacerlo también aquí. Sabemos que es muy duro porque tienes que llegar a tu plenitud y, además, encontrarte en el lugar indicado en el momento indicado. Este es un campeonato en el que hay muchos pilotos capaces de ser campeones pero que, por no tener la oportunidad, no lo han podido ser ni lo podrán ser.

P. En ese sentido, ¿fue muy duro para usted acostumbrarse a estar lejos de ganar?

R. Fue difícil a principios del año pasado. Estaba muy acostumbrado a ganar y todo me salía fácil. Entonces tuve que empezar a lidiar con problemas y con cosas que escapaban a mi control. Pero eso te hace más fuerte y más completo como piloto, y ahora afronto los grandes premios de forma distinta. Ya no pienso en que no tenemos un coche lo suficientemente rápido o en si podremos sumar más o menos puntos. Lo que hago es tratar de ofrecer mi mejor versión y ser lo más preciso que puedo para completar el mejor fin de semana posible.

P. ¿Se ha puesto algún margen para cambiar de equipo si McLaren no le ofrece las herramientas necesarias para optar al título?

R. No valoro otra opción que no sea McLaren. Tengo una muy buena relación con la compañía, ocupo una posición muy importante y creo que la escudería tiene un potencial muy alto con vistas al futuro. A pesar de no haber cumplido con las expectativas, hay un grupo de gente que es muy capaz de diseñar un coche rápido.

P. Para ser campeón del mundo está obligado a superar a su compañero de equipo, y en cronometrada Alonso le gana por 4-0. ¿Qué le hace tan bueno?

R. No creo que entre Fernando y yo haya tanto margen. En las primeras carreras trabajamos mucho en el coche para hacerlo más rápido. La diferencia entre Alonso y yo es extremadamente pequeña. Y cuando estás peleando con algunos de los mejores pilotos del mundo, incluso tener un buen día no te garantiza que termines por delante de ellos. Fernando es uno de los corredores más completos de la parrilla en lo relativo a exprimir cualquier coche que conduzca. No estamos tan lejos como puede parecer en según qué momentos.

P. Sin embargo, su estilo de conducción y el de Alonso son muy distintos.

R. Pilotamos distinto pero pedimos lo mismo.

P. ¿Y cómo se llevan entre ustedes?

R. Hasta ahora no hemos tenido ningún problema, aunque obviamente ninguno de los dos estamos en posición de pelear por el título. Tratamos de compartir toda la información que recabamos para que el coche crezca.

P. ¿Ha notado mucho cambio con la salida de Honda y la entrada de Renault como suministrador de motores?

R. Nuestra experiencia con Honda no fue muy buena y fue una pena para todos. Pero tuvimos muchos problemas, especialmente de falta de fiabilidad. Esta temporada, con Renault, el panorama es completamente distinto. Hay que decir que también hemos tenido algunos problemillas, pero no tienen nada que ver con aquellos. Aún estamos utilizando el mismo motor que en Australia y en carrera no hemos experimentado mayores apuros. De Honda vimos aquella gran cuarta posición en Bahréin (Gasly), pero poco más.

P. ¿La presión ha aumentado o disminuido para usted este año?

R. La presión siempre está allí, no ha cambiado. Pero creo que en mi primer curso lo pasé algo peor porque me tuve que habituar a ciertas cosas que desconocía. Estos meses he estado trabajando en algunos aspectos que me han ayudado. Paso mucho tiempo en la fábrica, con los aerodinamicistas y técnicos. Como le he dicho antes, no existe la magia en la F1.

Más información