Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso: “Mercedes, Ferrari y Red Bull están en otra liga”

Alonso señala que, a pesar de las mejoras incorporadas al McLaren en la primera de las citas europeas, el GP de España deja claro el abismo competitivo de su monoplaza con las escuderías dominantes

GP de España F1
Alonso, en Montmeló Getty Images

Con la rescisión del contrato con Honda como suministrador de motores y la llegada de Renault, McLaren prometió recuperar la senda de la victoria con vistas a esta temporada. Completado prácticamente el primer cuarto de Mundial, no serán muchos los que pensarán que ese triunfo que la escudería británica no logra desde hace más de cinco años –Gran Premio de Brasil de 2012 –, vaya a concretarse en 2018. El curso pasado, tanto los pilotos de McLaren como los dirigentes del equipo aseguraban que aquel MCL32 de entonces disponía del segundo mejor chasis de la parrilla. Decían unos y otros que el principal problema radicaba en la falta de pegada de la unidad de potencia, que al margen de no ser tan frágil como poco competitivo también impedía que la gente viera lo bien que se aguantaba el bólido en la pista.

Eliminada de la ecuación la variable relacionada con el motor y a la vista de los resultados obtenidos en las primeras cinco citas de este ejercicio, la segunda estructura con mejor palmarés de la historia del certamen no tiene más remedio que reconocer las limitaciones que presenta su prototipo. Fernando Alonso terminó el octavo en Montmeló, donde fue doblado por Max Verstappen, que pilota un Red Bull con el mismo motor que el suyo. A pesar de las nuevas mejoras incorporadas al McLaren en la primera de las citas europeas, el Gran Premio de España deja bien claro el abismo que separa en términos de competitividad al monoplaza del constructor de Woking de los Mercedes, Ferrari y Red Bull.

“La octava posición nos deja un buen sabor de boca. Vamos dando pasos hacia delante. En China estuvimos a ocho décimas de los Renault y en Bakú a ocho y media, mientras que aquí rodamos a su mismo nivel, así que recuperamos el terreno perdido con algunos de los equipos potentes”, resumió Alonso, el único integrante de la parrilla junto a Lewis Hamilton y Valtteri Bottas que ha sido capaz de puntuar en las cinco pruebas que se han disputado hasta la fecha. “Pero sabemos que tanto Mercedes como Ferrari y Red Bull están en otra liga”, añadió el asturiano, que de todas formas se fue satisfecho. “Llevábamos años sin puntuar aquí (desde 2014) por culpa de los problemas mecánicos que arrastrábamos. Está bien que la afición vea que peleamos hasta el final”, zanjó el ovetense, que volverá rodará en este mismo escenario tanto el martes como el miércoles en las dos jornadas de ensayos colectivos programadas.

La siguiente cita del calendario no es otra que Mónaco, donde dentro de dos semanas se celebrará una carrera en la que, seguramente, las manos del bicampeón del mundo español pueden minimizar las carencias del coche que conduce en la actualidad.

Más información