Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso: “Hemos ganado más de dos décimas”

El asturiano, a más de un segundo y medio de los más rápidos en Montmeló, se muestra satisfecho con la actualización del McLaren

Fernando Alonso, en los primeros libres en Montmeló.
Fernando Alonso, en los primeros libres en Montmeló. Getty

Los fotógrafos se forraron este viernes en el circuito de Montmeló, donde el domingo se celebrará la primera parada del calendario del Mundial de Fórmula1, una prueba en la que históricamente los equipos aplican a los monoplazas la primera gran actualización de la temporada. Para la ocasión, las escuderías ofrecen sobresueldos a los profesionales acreditados y les encargan que disparen a todo lo que se mueve, a la espera de ‘cazar’ alguna pieza interesante que poder estudiar y, acto seguido y si conviene, copiar. Uno de los elementos más esperados era el nuevo morro que estrenó McLaren en el primer ensayo libre, una pieza inspirada en el frontal que Force India lleva empleando hace ya algún tiempo y que tuvo un impacto positivo en el rendimiento del MCL33, por más que no hará que la escudería británica empiece a cubrir las expectativas que generó en invierno con el cambio de suministrador de motores, de Honda a Renault.

El equipo de Woking lleva demasiado tiempo en las catacumbas de las tablas, tanto de la de tiempos como de la de puntos. Sin un solo patrocinador de los gordos que pueda pagar la fiesta que supone competir en uno de los campeonatos más caros que hay –su presupuesto es de 250 millones de euros y el de Mercedes y Ferrari, los que más invierten, ronda los 450 millones–, uno tiene la sensación que la segunda formación con mejor palmarés de la historia del certamen basa su estrategia en achicar agua de un bote que no se sabe qué dirección lleva.

A nivel de comunicación, McLaren pospone por sistema la fecha en la que comenzará a cumplir con aquello prometido a sus aficionados. En los ensayos que se celebraron en este mismo escenario emplazaron su resurgimiento al arranque del curso; después la revitalización debía llegar en Bahréin y ahora aquí, en Barcelona. El Circuit es el mejor banco de pruebas porque es un trazado tipo que tiene de todo, desde curvas rápidas a otras que son lentas, y una recta muy larga. Por eso, el resultado que salga de aquí despejará cualquier duda. El frontal del prototipo seguramente supondrá un par o tres de décimas de mejora, un salto insuficiente y menos si las demás formaciones ganan lo mismo o incluso un poco más. En el primer ensayo libre del viernes, Fernando Alonso terminó el sexto, más arriba de lo habitual, pero a 1,7 segundos del más rápido, que fue Valtteri Bottas. Por la tarde, el corredor más veloz de McLaren fue Stoffel Vandoorne, el vecino de taller del asturiano, que se adjudicó la novena plaza, a 1,4 segundos de Lewis Hamilton, que se erigió como la referencia mientras que el español fue el 12º, de nuevo a 1,7 segundos de la cabeza. Si las cosas no parecen mejorar en la formación de los coches naranjas, en Renault han ido para atrás, o al menos esa es la sensación que deja la 17ª posición de Carlos Sainz, que en el mejor de sus entrenamientos (el segundo) fue casi dos segundos y medio más lento que Hamilton.

“Más de dos décimas sí mejoramos [con la actualización], aunque no puedo saber cuánto en relación a los rivales porque no sabemos qué estuvieron probando ellos”, resumió Alonso al bajarse del coche. “En general, el coche va siente mejor que en Bakú y que en las primeras carreras, sobre todo en recta. Es importante que cuando llegan las mejoras funcionen, y parece que lo están haciendo”, zanjó el ovetense.

Más información