Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso: “Hay 16 pilotos más jodidos que yo”

El asturiano, que admite que no están como esperaban en invierno, estrenará la gran actualización de McLaren en Montmeló

Fernando Alonso, en rueda de prensa.
Fernando Alonso, en rueda de prensa. Getty

Hacía tiempo que no se veía un Fernando Alonso tan relajado en el paddock del Mundial de Fórmula 1. Es como si el español ya se hubiera habituado a sobrellevar de alguna forma la frustración que arrastra desde que regresó a McLaren en 2015 y comenzó su mayor periodo de sequía, o incluso como si hubiera conseguido dejarla atrás. Sus incursiones en la resistencia y su nueva andadura en el Mundial de la Especialidad (WEC) de la mano de Toyota mantienen saciada su ansia de éxito, victorias y quién sabe si títulos.Y mientras tanto, su actual escudería trata de hacer lo imposible: convertir un monoplaza de media tabla en uno capaz de pelear con los más rápidos a base de una combinación de elementos que nadie sabe muy bien cuáles son.

La estructura británica atraviesa el momento más delicado de su historia al no disponer ni de los mejores técnicos ni tampoco de los recursos económicos para contratarlos. Desde hace tiempo, la impresión generalizada es que McLaren vive permanentemente achicando agua, y lo más triste para la segunda escudería más reconocible del certamen es que no se divisa un punto de inflexión a corto o medio plazo. El cambio de proveedor de motores del pasado invierno que dio pie a la alianza entre el equipo y Renault no ha tenido en el conjunto el efecto deseado, al menos hasta el momento. Y la falta de pegada del MCL33 terminó por llevarse por delante hace 15 días a Tim Goss, el director técnico encargado del chasis del bólido.

Este fin de semana, el Mundial desembarca en Europa con el Gran Premio de España que se celebrará en Montmeló. La cita es de vital importancia porque es donde históricamente se les aplica a los coches la primera gran actualización del curso. Se espera que McLaren presente un nuevo alerón delantero todavía más agresivo que el que actualmente incorporan los bólidos de Alonso y su compañero, Stoffel Vandoorne. Con él, la compañía de Woking espera dar un salto de calidad que le permita al corredor asturiano sentir algo parecido a lo que vivió el sábado pasado, cuando se impuso en las 6 Horas de Resistencia de Spa.

“De los 20 pilotos que estamos este año en la parrilla, solo cuatro hemos ganado alguna carrera. Hay 16 bastante más jodidos que yo”, contestó el ovetense este jueves, ya en Montmeló, cuando se le preguntó por su última victoria en la F1, que data de 2013. “Aquí hay pilotos con un enorme talento. Chicos como Carlos Sainz, Nico Hulkenberg o Charles Leclerc, que todavía no han subido al podio”, añadió Alonso, que por un lado se mostró satisfecho con el rendimiento de McLaren como grupo –“somos los únicos que hemos terminado los cuatro grandes premios con los dos coches”– pero deseoso de que esas mejores prometidas funcionen. “Es evidente que no estamos en el lugar en el que pensábamos estar este invierno. Pero estoy contento con la evolución porque hace muy poco tiempos estábamos entrenándonos aquí, en pretemporada, con muchos problemas”, prosiguió el bicampeón del mundo, que una vez más volvió a insinuar que el final de su etapa en el Mundial puede no estar lejos. “El problema es que aquí todos los resultados son muy predecibles. Es una pena que hayamos ido en esta dirección” zanjó Alonso, que ha puntuado en todas las citas que se han disputado hasta la fecha y que figura el sexto en la tabla.

Más información