Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal desbanca a McEnroe y caza otro récord

El número uno derrota a Schwartzman (6-3 y 6-4, en 1h 44m) y con 50 sets consecutivos ganados sobre tierra, supera un registro vigente desde 1984. En cuartos (17.00, Tdp) se medirá al austriaco Thiem

Rafa Nadal celebra su victoria ante Diego Schwartzman en los octavos del Mutua Madrid Open
Rafa Nadal celebra su victoria ante Diego Schwartzman en los octavos del Mutua Madrid Open Getty Images

“Lo primero es hoy: no miramos más allá”, comentaba Francis Roig, uno de los técnicos de Rafael Nadal, antes de que su aplicado jugador sacase después el serrucho y celebrase otra victoria (6-3 y 6-4 a Diego Schwartzman, en 1h 44m), que le condujo a los cuartos de final del Mutua Madrid Open y que como suele ocurrir con el balear, vino acompañada de otro mordisco a la historia. Debe andar John McEnroe mosqueado con él, porque si hace muy poco el de Manacor le dejó atrás en lo que a semanas como uno se refiere (173), ayer le levantó un récord con 34 años de vigencia. Desde ayer, Nadal ya ostenta el récord de ser el tenista que más sets consecutivos (50) ha obtenido en una misma superficie. En este caso, claro, la tierra batida.

“Yo estoy en cuartos de final de Madrid, así es como estoy”, rebajó en la sala de conferencias Nadal, al que no le gusta incidir en los méritos relativos a cifras. “Ni mucho menos menosprecio ningún récord, pero cuando salgo a jugar no estoy para pensar en este tipo de cosas. Cuando se termine mi carrera habrá quedado ahí, pero tampoco son grandísimos récords. Evidentemente es muy difícil ganar 50 sets seguidos, pero se ha hecho y ya está. Ya no hablemos más de ello y pensemos en lo que viene que es lo que me importa”, agregó.

Atrás queda ya el registro histórico de McEnroe, que en 1984 enlazó 49 triunfos consecutivos sobre moqueta. Entonces, el anárquico tenista neoyorquino (ahora 59 años, en esa época 25) abrió la serie en la primera ronda de la Copa Davis, en febrero contra Rumanía, y la cerró en esa competición, cuando el australiano John Fitzgerald le batió en septiembre. Entre una fecha y otra, el norteamericano engarzó nueve sets en Dallas y cuatro decenas en Bruselas San Francisco, la Copa Davis y Madrid. En este último torneo, Big Mac superó a rivales como Bill Scanlon o Kevin Curren, y resolvió ante Tomáš Šmíd en la final.

Así superó la marca que lucía previamente su compatriota Jimmy Connors, que 10 años antes, en 1974, encadenó 44 sets consecutivos también sobre moqueta. Un curso antes, Ilie Nastase había conseguido conectar 34 mangas en tierra batida y una década después vino la plusmarca de Ivan Lendl, que entre 1982 y 1983 ganó 36. Más tarde fueron sucediéndose los récords, produciéndose primero el del argentino Guillermo Coria (35 parciales entre 2003 y 2004, sobre arena) y luego los del suizo Roger Federer (36 en esa misma franja, en hierba) y el serbio Novak Djokovic, el último que había sido tan dominador en una misma superficie; en su caso, 34 victorias en 2016, sobre rápida.

20 rivales distintos y seis ‘roscos’

Desde ese tiránico periodo monopolizado por Nole no había un tenista tan fuerte, hasta que Nadal reverdeció y comenzó a ejercer su supremacía en la arcilla. Tuvo un lapsus en los cuartos de Roma, frente al austriaco Dominic Thiem, y desde ese 19 de mayo no ha habido nadie más capaz de arrebatarle un set en su hábitat ideal. A partir de Roland Garros, el número uno fue pasando la escoba y acumulando ganancias contra 20 rivales distintos. Ha sumado 290 juegos a su favor y solo ha cedido 105 hasta desembarcar en los cuartos de Madrid.

Cuando termine mi carrera estos récords quedarán ahí, pero se ha hecho y ya está...

En orden, ha castigado a Paire, Haase, Basilashvili, Bautista, Carreño, Thiem (vencido dos veces, en París y Montecarlo), Wawrinka, Zverev, Kohlschreiber, Bedene, Khachanov, Dimitrov, Nishikori, Carballés, García-López, Klizan, Goffin, Tsisipas, Monfils y Schwartzman. De ellos, el que más juegos consiguió birlarle fue Zverev (nueve durante el pulso de la Copa Davis en Valencia) y el que recibió la tunda más importante fue el georgiano Nikoloz Basilashvili: 6-0, 6-1 y 6-0 en 90 minutos, la victoria más abultada del mallorquín en un Grand Slam. A él le cayeron dos roscos (en el argot, los 6-0), de los que no se libraron Thiem (también ración doble: uno en París y otro este año en Montecarlo), el belga Goffin (Barcelona) y el eslovaco Martin Klizan (también en la pista central del Godó).

“No me acuerdo de los récords, pero cuando se consiguen cosas que son únicas siempre son especiales”, manifestó. “¿Sabes lo que pasa? Que yo estoy pendiente de mi día a día, y si las cosas van pasando… claro que las aprecio, ni quiero menospreciar el récord de hoy, ni mucho menos, pero simplemente estoy en medio de un torneo. Yo tengo que salir a ganar, sea en dos o tres sets, y no quiero que cualquier cosa de este tipo me pueda descentrar. Después, si viene, bienvenido sea”, concluyó el ganador de 16 grandes.

Ahora, en los cuartos (17.00, Tdp), Nadal se enfrenta a Thiem, con el que se cruzará por sexta vez en menos de uno año. A excepción de Roma, siempre salió airoso el balear, que desde anoche mastica y saborea otro récord. Él dicen no importarle, pero quizá no piense lo mismo McEnroe.

LAS MEJORES SECUENCIAS EN UNA MISMA SUPERFICIE

McEnroe sirve durante un partido de exhibición.
McEnroe sirve durante un partido de exhibición. REUTERS

1.- Rafael Nadal (ESP): 50 victorias sobre tierra (2017-2018).

2.- John McEnroe (USA): 49 victorias sobre moqueta (1984).

3.- Jimmy Connors (USA): 44 victorias sobre moqueta (1974).

4.- Roger Federer (SUI): 36 victorias sobre hierba (2003-2004).

5.- Ivan Lendl (RCH/USA): 36 victoria sobre moqueta (1982-1983).

6.- Guillermo Coria (ARG): 35 victorias sobre tierra (2003-2004).

7.- Novak Djokovic (SER): 34 victorias sobre dura (2016).

8.- Ilie Nastase (RUM): 34 victorias sobre tierra (1973).

Más información