Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bayern no es de fiar

El Madrid se propone afrontar el partido como si la eliminatoria estuviera cero a cero pese al 1-2 de la ida, las significativas bajas visitantes y las seis victorias seguidas sobre los bávaros

Zidane, en el entrenamiento del Madrid. En vídeo, declaraciones de James Rodríguez, centrocampista del Bayern.

“Hay que enfocar el partido como si partiéramos cero a cero”. Sergio Ramos y Zinedine Zidane coincidieron este lunes: nadie en el Real Madrid se fía del Bayern. Lo mismo da que los blancos hayan sellado con victoria sus seis últimos enfrentamientos con los muniqueses. Lo mismo da que en la ida se impusiera el Real (1-2). El presente ha retorcido el pasado, pero no importa. El Bayern evoca al Bayern, con todo lo que ello supone entre la realeza del fútbol europeo. Sea el ciclo que sea, Real Madrid y Bayern, Bayern y Real Madrid, siempre se mirarán de reojo. Por algo los de Chamartín aspiran a su 16ª final —llevan un saldo de 12 victorias y tres subcampeonatos— y los bávaros a la undécima —cinco y cinco—. De conseguirlo, el club germano igualaría al Milan —siete títulos y cuatro perdidos— en el segundo puesto del ránking de finalistas.

Como muestra del eco del equipo de Jupp Heynckes, hace apenas un año el Madrid se asomó al Bernabéu con la misma ventaja que ahora. El Bayern, entonces dirigido por otro exmadridista, Carlo Ancelotti, forzó una prórroga, en la que explotó Cristiano con dos goles y solo así se derrumbó el conjunto alemán, rebajado por la expulsión del chileno Arturo Vidal antes del tiempo extra. “La clave será no especular, no recular, ir a por el encuentro desde el principio”, sostuvo Zidane ante la prensa. El francés receló de su rival: “Ellos van a venir sin complejos a jugar un gran partido; necesitaremos concentración y determinación”.

El tránsito del Madrid por esta Copa de Europa también alimenta las suspicacias. En Chamartín, el conjunto español tuvo un mal rato ante el PSG, y mucho más que un lapso ante el Juventus. Por mucho que el Real se haya mostrado más firme fuera de casa, su técnico subrayó que si pudiera elegir “jugaría todos los partidos en el Bernabéu”.

Zidane, como suele, no dejó ni migas sobre el equipo titular, condicionado por la lesión de Carvajal y las dudas. Nacho, que lleva un mes de baja, ya se ha entrenado con el grupo y es uno de los candidatos al lateral derecho, igual que Lucas, postizo en ese puesto, mientras que el novato Achraf ni ha entrado en la convocatoria. “Nacho es fuerte físicamente, pero lo importante es que todos estén en plenitud”, acentuó ZZ. En la lista tampoco está Isco, con molestias en un hombro desde el choque de ida en Múnich. 

Para Heynckes, los contratiempos son mayores. No podrá contar con cuatro pilares como Neuer, Boateng, Vidal y Robben, además del veloz extremo francés Coman y del lateral español Bernat. El preparador alemán, que recupera a Alaba para el lateral zurdo, regateó las excusas y ensalzó a los jugadores disponibles. En cuanto a la forma de asaltar el duelo terminal con el Madrid, Heynckes coincidió con James sobre la puntería en ataque. “Para remontar debemos tener la eficacia que nos caracteriza, porque una de nuestras principales características es que somos un equipo que marca muchos goles”, apostilló el veterano entrenador, que el próximo día 9 cumplirá 73 años.

Con mucho más recorrido en los banquillos, Heynckes, como Zidane, aspira a su tercera Copa de Europa como técnico. Y no es un registro cualquiera. Tan solo el legendario Bob Paisley con el Liverpool y el italiano Ancelotti —dos con el Milan y una con el Madrid— tienen un triplete. Eso sí, nadie lo consiguió de forma consecutiva, como sería el extraordinario caso de ZZ.

Madrid, Bayern, Heynckes, Zidane... En esta edición de la Copa de Europa aún queda mucho relato que contar para la historia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información