Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caparrós: “No soy ningún salvador del Sevilla porque el fútbol es de los futbolistas”

“A N’Zonzi tengo que mirarle a cara y decidir”, aclara el nuevo entrenador del equipo andaluz

Caparrós y Castro se dan la mano en la presentación del técnico.

Casi 13 años después, Joaquín Caparrós volvía a sentarse como entrenador del Sevilla en la sala de prensa del Ramón Sánchez Pizjuán. Después de 13 años cargados de éxitos, el técnico regresa al banquillo con el objetivo de meter al Sevilla en Europa en una pequeña competición de cuatro partidos. Caparrós es el último intento del Sevilla para salvar una temporada que ha sido asfixiante. Según el presidente, José Castro, Caparrós no cobrará por entrenar estos cuatro choques. “Ha sido como despertar después de un sueño de 13 años. El club ha crecido una barbaridad. Es muy grande, como es muy grande ser sevillista”, admitió Caparrós, quien dirigirá al equipo andaluz hasta final de temporada y luego ocupará un puesto en la entidad relacionado con la cantera en el nuevo organigrama de la entidad sevillana.

“Vuelvo a casa y me voy a dejar la sangre en lograr el objetivo”, afirmó Caparrós, quien llega en un mal momento de la entidad andaluza. Quizás por eso, su discurso fue una constante llamada al sentimiento sevillista. “La plantilla es muy buena, tiene calidad. Ahora hay que crearle el mejor ambiente posible. Estoy deseando verle la cara a los futbolistas y trabajar. Tengo muy buenas sensaciones y soy sevillista, no de boca, sino de sentimiento. Ahora tengo que demostrar este sevillismo, como lo hicieron los 30.000 que el otro día fueron a la final de la Copa”, añadió el nuevo entrenador del Sevilla.

Eso sí, el técnico dejó claro que no es ningún tipo de salvador porque en este invento mandan los futbolistas. “No soy un salvador. Los salvadores son los futbolistas porque el juego es de ellos. Se tienen que mirar la cara y darlo todo. Le crearemos un ambiente bueno”, afirmó Caparrós, quien se refirió a N’Zonzi, futbolista al que el Sevilla le ha abierto un expediente por su salida nocturna tras la derrota en la final de Copa y no fue convocado para el partido ante el Levante. “A N’Zonzi le tengo que mirar a la cara y ver si le brillan los ojos o pestañea. Debo hablar con él, aunque es cierto que el club le ha abierto un expediente y tengo que leerlo”, afirmó el preparador del Sevilla, quien se refirió ya al derbi contra el Betis dentro de dos jornadas: “Ya llegará. Primero tenemos la Real, luego el Madrid y luego el otro partido. Ahora tenemos los cinco sentidos puestos en la Real Sociedad”.

Es muy posible que Caparrós suba a algún jugador del filial para entrenar con el primer equipo. El primer entrenamiento lo tendrá en la tarde del domingo. Algunos jugadores, caso de Ben Yedder, recibirán con los brazos abiertos al nuevo entrenador. El delantero francés le dio un “me gusta” a la noticia de la destitución de Montella. El técnico italiano, al que el presidente Castro agradeció su trabajo, suma su segundo despido en cinco meses. La indemnización por este despido con el club andaluz es ligeramente inferior a los tres millones de euros. Caparrós tendrá como segundo técnico a Antonio Álvarez y en su equipo de trabajo figuran los exfutbolistas Carlos Marchena, Paco Gallardo y Luci. “Gente joven sevillista, de sentimiento, y muy preparada”, destacó el técnico de su grupo de colaboradores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información