Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ‘hat-trick’ de Bacca da la victoria al Villarreal ante el Celta

La definición del delantero colombiano concede una victoria que acerca al equipo castellonense a Europa y aleja al gallego

villarreal - celta
Bacca tras marcar uno de sus goles. EFE

Tan bello como tierno, huérfano del carácter y el fútbol de Iago Aspas, el Celta se rindió a la pegada del Villarreal concentrada en un jugador, en Carlos Bacca, autor el delantero colombiano de un hat-trick que desmaquilló y sacó a relucir las imperfecciones del conjunto celeste, tan atractivo como cándido y al que se le desvanecen sus opciones de regresar a Europa. Pretensión clara del Villarreal que defiende con solvencia su sexta posición, recuperada su mejor versión en el tramo final de la temporada.

Villarreal

4-2-3-1

Javier Calleja

1

Asenjo

22

Rukavina

2

Mario

3

Álvaro

6

Víctor Ruiz

10

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Samu Castillejo

16

Rodrigo

7

Cambio Sale Sansone

Cheryshev

28

Cambio Sale Fornals

Raba

14

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Trigueros

9

3 goles Gol Gol Gol Cambio Sale Enes Unal

Bacca

1

Sergio Álvarez

20

Sergi Gómez

2

Cambio Sale Pablo Hernández

Hugo Mallo

19

Jonny

22

Cabral

18

Wass

16

Cambio Sale Emre Mor

Jozabed

14

Lobotka

26

Cambio Sale Lucas Boyé

Brais

11

1 goles Gol

Pione Sisto

7

Maxi Gómez

Celta

4-2-3-1

Juan Carlos Unzué

Javi Calleja, tras tocar todas las teclas posibles, ha encontrado por fin un sistema, el 4-2-3-1, para sacar máximo rendimiento de un Villarreal con jugadores de buen pie, recuperando el protagonismo los extremos, con Castillejo y Cheryshev percutiendo por las bandas, con Carlos Bacca también fino en la definición que lleva firmados 15 goles, anotando en los últimos cuatro encuentros. A la carrera venció el Villarreal a un Celta sin malicia ni para reclamar al árbitro acciones que pudieron condicionar el partido desde el inicio, con un penalti de Asenjo a Wass que el colegiado sacó fuera del área, o el segundo gol del Villarreal en el que Bacca partió ligeramente en fuera de juego. No se encontraba en los celestes Iago Aspas para las reclamaciones.

Apenas unos segundos después de que comenzase el encuentro pasado por agua, un error de Asenjo, que midió mal su salida de la portería, provocó una falta sobre Wass en la línea del área que el árbitro entendió que se produjo fuera de esta, decretando libre directo en vez de penalti. En La Cerámica, el Celta se dispuso para intentar lograr una victoria que le acercase al objetivo de alcanzar Europa, lo que provocó un partido abierto y disputado, de área a área. En los primeros 10 minutos de juego el gol rondó en ambas porterías, contando Bacca con la más nítida al cabecear al larguero de Sergio Álvarez.

Antes de cumplirse el cuarto de hora, el ofensivo plan gallego comenzó a desmoronarse por su escasa tensión defensiva. Una triangulación amarilla concluyó, previo despiste de Hugo Mallo que no atendió el desmarque de Bacca, con el gol del Villarreal que abría el marcador, tras una pausada definición del delantero colombiano tras driblar a Sergio Álvarez. Como si nada hubiese sucedido, el conjunto de Unzué siguió a lo suyo, con la mirada al frente, con la idea de conquistar el esférico. Discutida aspiración si enfrente está el Villarreal, un equipo ecléctico que domina varios registros, cómodo tanto en la posesión como en el contragolpe. Lo comprobó el Celta que, tras ejecutar mal una falta cercana a la línea de fondo de Asenjo, la rápida transición lanzada por Cheryshev no terminó en gol del Villarreal por el mal pie de Raba ante Sergio Álvarez.

El grupo celeste continuó fiel a su filosofía, para lo bueno y lo malo. Pasada la media hora, Pione Sisto sorprendía a Asenjo con un disparo al palo corto que el portero palentino no acertó a blocar. Un minuto después, el Villarreal volvía a ponerse en ventaja con un nuevo gol de Bacca asistido por Rodrigo, tras una pared con Trigueros. El delantero cafetero, que arrancó en posición de fuera de juego, definió con tranquilidad ante Sergio Álvarez. La falta de intensidad de los centrocampistas del conjunto gallego era la perdición del Celta que vio como tres minutos después, en el 37, encajaba un nuevo gol tras un envío largo a Raba para que el canterano cediera el tanto a Bacca para que el colombiano sumar su primer hat-trick en el Villarreal. Suficiente para derrotar a un tierno Celta.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información