Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal doblega a Klizan y pasa a semifinales

El manacorí se impone al eslovaco, mientras Carreño supera a Dimitrov

Nadal ejecuta un golpe de derecha ante Klizan.
Nadal ejecuta un golpe de derecha ante Klizan. AFP

Nadal entró en la pista con una mentalidad monolítica, con la intención de no permitir que se le complicara el partido. En la primera manga, ninguna concesión ante Klizan, que solo ganó 13 puntos: 6-0 en 31 minutos. En el segundo, sin embargo, el decorado cambió, fundamentalmente porque el balear se relajó y permitió que Klizan mostrara su verdadero valor. Tras salvar tres bolas de set, Nadal se impuso por 7-5.

Klizan supo aprovechar la falta de confianza de Novak Djokovic en la segunda ronda y jugó a un buen nivel frente a Feliciano López en los octavos de final. Así se abrió camino hasta unos cuartos en los que se topó con Rafa Nadal. Y ahí encontró su techo. Pero el manacorí se ha convertido en el tope de cualquier tenista cuando se juega en tierra batida. Nadal ha batido todos los récords: es el jugador que más títulos posee en esta superficie (76), el que más Roland Garros ha conquistado (10), quien más títulos posee en el Open Banc Sabadell (10) y en Montecarlo (11), y esta misma semana se ha convertido también en quien más sets consecutivos ha logrado en tierra (42, con los dos ante Klizan). Son cifras inalcanzables.

Un bagaje que atemoriza a los rivales y que le permite entrar en la pista sabiendo que solo depende de sí mismo. Si juega a su mejor nivel, nadie puede ganarle. Y Klizan lo descubrió al poco de saltar a la pista. En la primera manga, lo intentó todo. Y Rafa siempre devolvía la última bola. Hasta que, ya desesperado, Klizan optó por jugar con golpes ganadores. Y ahí encontró su tumba. Logró su primer juego al comenzar la segunda manga y la dominó por 2-0. "He ido al lavabo y allí he perdido el timing. Se ha colocado 0-40 y he perdido el saque. Y después, aunque he tenido ocasiones, no he podido recuperarlo hasta el 5-4", explicó sobre este momento Nadal. "Se me ha complicado, pero me hacía falta jugar un set a este nivel porque he sido capaz de superarlo", añadió el balear, que tuvo que levantar tres bolas de set para acabar imponiendo su calidad. En semifinales, se enfrentará al ganador del partido David Goffin-Roberto Bautista.

El salto de calidad de Carreño

A los 26 años, Pablo Carreño ha dado un salto espectacular en la concepción de su tenis. “Todo ha cambiado”, confesó después de su victoria sobre el búlgaro Grigor Dimitrov, segundo cabeza de serie del Open Banc Sabadell, por 6-3, 7-6 (7-4). “Mi mentalidad es ahora mucho más fuerte y los resultados lo demuestran. He subido un peldaño como jugador”. Desde que sufrió una hernia discal cuando empezaba a apuntar alto que le impidió despegar, Carreño se había mostrado como un tenista muy talentoso pero extremadamente frágil de cabeza. Era capaz de dominar los puntos, pero le costaba concluir los partidos.

Sin embargo, las expectativas siempre fueron altas con él. Y cuando consiguió estabilizarse mentalmente sus resultados comenzaron a llegar con fluidez y su clasificación ascendió de forma progresiva. De no pasar prácticamente una ronda en el Grand Slam y en los Masters 1000, el año pasado todo dio un vuelco espectacular. El trabajo desarrollado con Samuel López en la Academia de Juan Carlos Ferrero en Villena (Alicante) le permitió elevar el listón y alcanzar los cuartos de final de Roland Garros y las semifinales del Open de Estados Unidos y del Masters 1000 de Indian Wells.

Su progresión persistió esta temporada en la que se clasificó para las semifinales del Masters 1000 de Miami, donde perdió con Zverev. Su ranking ha subido hasta el 11º puesto. En Barcelona, su camino hacia sus primeros cuartos de final fue un suplicio: frente a Mannarino, en octavos, tuvo que salvar tres bolas de partido antes de imponerse. Algo impensable, solo un par de años antes. Frente a Dimitrov volvió a constatar que ha dejado de ser un jugador frágil para convertirse en una roca. “Sabía que en esta superficie, mi juego le molesta mucho a Grigor. Mi primera bola le llega con más presión y profundidad y no puede atacarme constantemente”, indicó el asturiano. Ganó la primera manga 6-3 y en la segunda ambos tenistas mantuvieron su saque hasta el tiebreak. Y allí, quien falló fue Dimitrov, que no soportó la presión y sucumbió por 7-4, tras 1 hora y 37 minutos.

En sus primeras semifinales del Godó, Carreño se enfrentará a la revelación del torneo, el griego Stefanos Tsitsipas, 63º mundial, que ha dejado en su camino a tres cabezas de serie: Diego Schwartzman (7º), Albert Ramos (10º) y en cuartos de final a Dominic Thiem (3º), dando una lección de juego y de cordura (6-3, 6-2).

Cuartos: R. Nadal a M. Klizan (Esl), 6-0, 7-5. S. Tsitsipas (Gre) a D. Thiem (Aut), 6-3, 6-2. P. Carreño a G. Dimitrov (Bul), 6-3, 7-6. D. Goffin (Bel) a R. Bautista, 6-7. 6-2, 6-2.

Semifinales: S. Tsitsipas-P. Carreño (13.30). 16.00: R. Nadal-Goffin (Tdp).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información