Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La séptima etapa ya es historia

El patrón del barco español reconoce que esta ha sido, sin duda, una las etapas más duras

El patrón del Mapfre, Xabi Fernández, a su llegada a Itajaí (Brasil).
El patrón del Mapfre, Xabi Fernández, a su llegada a Itajaí (Brasil).

Hola a todos:

¡Qué bien escribiros desde tierra firme, con el suelo plano en vez de escorado y sin ruidos infernales! Por fin, la séptima ya es historia.

Os escribo desde el aeropuerto de Sao Paulo. No estoy en casa desde antes que comenzase la ‘Volvo’, desde septiembre más o menos y, aunque tampoco tendré todo el tiempo que me gustaría para estar con la familia, menos da una piedra y más vale algo que nada, que la verdad es que ya hay ganas y más después de una etapa que, lo reconozco, desde la del Océano Sur de 2005 (que fue también muy dura y en unos barcos que se estrenaban en esa edición y tenían muchos problemas) esta ha sido sin duda la más dura.

Hombre, la de 2005 era mi primera vuelta al mundo, todo era nuevo para mí y no sabías muy bien qué esperar hasta que lo vivías. A pesar de ello, cierto es que esta vez ha hecho mucho viento y durante muchos días seguidos… Más viento, olas muy grandes y frío, frío, frío, ¡el Gran Sur no te daba ni un respiro!

Tampoco podemos olvidar que hemos bajado muy al Sur. Hemos navegado en el 57º S que es bastante abajo. Esta vez, las puertas de exclusión de hielo no estaban tan al Norte.

No voy a entrar a hablar de lo que ha sido la etapa, que para eso os he ido contando desde el barco, je, je!. Como sabréis hemos terminado quintos, los últimos, pero hemos terminado a pesar de todos los problemas que hemos tenido, y con una sonrisa que, aunque tímida, no hemos perdido.

La verdad es que cuando la tripulación da su cien por cien no hay nada que objetar. Estoy muy contento con eso. Tampoco es que nos sintamos culpables o algo por el estilo porque no es que hiciésemos mal las cosas. ¿Qué igual ahora a toro pasado miras para atrás e igual harías A o B de forma diferente? No lo sé, puede ser, pero es que nunca sabremos si hacer A o B, así o asá, habría sido mejor. Es muy difícil saberlo.

Lo que sí tengo claro es que es muy complicado mantenerse en regata, en la competición, cuando te pasa algo como lo que nos pasó con el palo al principio de la etapa y a pesar de ello nos mantuvimos en la pelea hasta Cabo de Hornos, donde el margen con los barcos al frente era marginal. Luego ya pasó lo de la rotura de la mayor y ahí ya no había más narices que parar.

Una vez de nuevo en marcha, pues la meteorología, no estuvo de nuestro lado. El tiempo a veces te ayuda más o menos. Recuerdo que hace un par de ediciones, en 2012 con Telefónica, también paramos en Hornos durante unas 12 horas , pero luego pillamos a los de delante por el tiempo. Pero este no ha sido el caso ahora, con un anticiclón que no podíamos dejar atrás. No había manera y nada, es lo que hay: quintos en la etapa y pasamos a ser segundos en la general.

Siempre hemos sabido que es muy difícil mantener el liderato en la general de una vuelta al mundo del principio a fin. Gracias a los cinco puntos de colchón que conseguimos tener hasta aquí ahora somos segundos pero con un punto de diferencia con los chinos.

Pero hay que seguir navegando bien, como hemos estado haciendo. Ahora necesitamos descansar y seguir navegando como somos.

Están llamando para el embarque, así que aquí lo dejo por el momento. ¡Qué ganas de estar en casa!

Un abrazo a todos, gracias por seguir nuestras aventuras y VAMOS MAPFRE!

Xabi.