Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio García firma el peor hoyo en la historia del Masters: 13 golpes en el 15

El castellonense, actual campeón de Augusta, mandó la bola al agua cinco veces. Jordan Spieth es el primer líder y Rafa Cabrera Bello está entre los mejores

Sergio García mira al agua en el hoyo 15 del Masters de Augusta.
Sergio García mira al agua en el hoyo 15 del Masters de Augusta. AP

Nadie podía creérselo. Una vez tras otra, hasta cinco, la bola de Sergio García acabó en el agua en el hoyo 15. Una vez tras otra, el español repetía el golpe con el mismo funesto resultado. Así hasta acabar ese par cinco con 13 golpes en total (+8) y no solo arruinar sus opciones en el Masters de Augusta, sino entrar en la historia negativa del torneo. García acabó el día nueve arriba, lo que empina mucho sus opciones de pasar hoy el corte. Sus 13 golpes en el 15 superaron los 11 que hasta ahora eran el peor registro en ese hoyo, los firmados en 1987 por Masashi Ozaki, en 1997 por Ben Crenshaw y en 1998 por otro español, Ignacio Garrido; son la peor puntuación en cualquier hoyo en la historia del Masters, igualando la marca de Tom Weiskopf en 1980 en el hoyo 12, y de Tsuneyuki Nakajima en 1978 en el hoyo 13; y la peor apertura jamás de un campeón vigente del Masters.

“Son cosas desafortunadas que ocurren”, dijo García, que no pudo evitar el efecto de retroceso (backspin) de la bola, cinco veces en el fondo del lago anterior al green. “He hecho 13 sin fallar un golpe. La primera bola, si sube un poco, me dejo un cuatro fácil, pero no lo ha hecho. Luego he dado buenos golpes y la bola no se quería quedar. Es desafortunado, pero es lo que ha ocurrido”, simplificó.

El Niño va camino de repetir una maldición española. Seve no pasó el corte en 1981 y 1984, los años posteriores a sus dos chaquetas verdes, y Olazabal tampoco lo logró en 2000 (sí en 1995). El castellonense, en cualquier caso, no podrá marcharse de Augusta aunque no juegue el fin de semana, sino que deberá quedarse hasta el domingo para vestir al nuevo campeón. Del eagle del año pasado en ese hoyo 15 en la última jornada al +8 de ayer, son 10 golpes de diferencia que simbolizan ese paso del cielo al infierno. Si Sergio y su mujer Angela llamaron Azalea a su hija en honor al hoyo 13, no hay nombre que vayan a querer olvidar más que el del hoyo 15: Firethorn, Espina de fuego.

Jordan Spieth, en la primera jornada.
Jordan Spieth, en la primera jornada. REUTERS

El inicio de un Masters apasionante dejó a Jordan Spieth a los mandos. El estadounidense activó el modo máquina con cinco birdies seguidos entre los hoyos 13 y 17, aunque luego manchara algo la tarjeta con un bogey final. En esos momentos de trance, Spieth es imparable, como si reencarnara al mismísimo Tiger, una locomotora que a los 24 años busca ya su cuarto grande. Acabó con seis bajo par, por delante de Tony Finau (recuperado de su impactante esguince de tobillo del día anterior) y de Matt Kuchar, ambos con -4.

Ana Botín y otra barrera que cae

Ana Botín tenía previsto aterrizar este jueves en Augusta como nueva socia, cuarta mujer y primer miembro español, del selecto club. La presidenta del Banco Santander, de 57 años, ya estuvo el año pasado en el campo y jugó una vuelta el lunes, igual que cuando acudía con Seve Ballesteros. Ha sido invitada por IBM, y verá a grandes clientes, convidados por primera vez por el Santander.

Y de socias a jugadoras. El Augusta National acogerá por primera vez, en 2019, un torneo femenino, un Masters amateur con 72 golfistas y a 54 hoyos. Las dos primeras rondas serán en un campo cercano y las 30 mejores pisarán la famosa hierba del Masters. La campeona jugará el US Women’s Open y el Women’s British Open. El club ya tanteó esta opción alguna vez, pero los socios más antiguos se negaron.

Al acecho un pelotón con -3 entre los que aparece Rafa Cabrera Bello, el mejor español en la tabla, un secundario de 33 años detrás de los focos de García y de Jon Rahm pero que a base de horas en la oficina ha esculpido un juego muy sólido. El canario estuvo finísimo con el putt y tuvo la paciencia necesaria para sobreponerse a un doble bogey en el 5. Del tres arriba de entonces al tres abajo final con mucho tesón. Y además compartiendo cartel con el número uno mundial, Dustin Johnson (+1), y con Justin Rose (par). También asoma McIlroy (-3), que en Augusta busca la única pieza que le falta a su colección de grande, y el chino Haotong Li (-3), de 22 años, el primer representante de su país en pasar el corte en un grande, el primero en entrar entre los 50 mejores del mundo (ahora es el 42) y con dos victorias en el zurrón, la última en Dubai este enero, precisamente ante McIlroy. Y toman posiciones Phil Mickelson y Rickie Fowler (-2), otros dos aspirantes de peso.

Para quitarse el sombrero con Olazabal, que a los 52 años acabó con +2 solo por dos bogeys en los dos últimos hoyos, esos que se le hacen muy largos ya al final de la ronda. Mientras acumula experiencias en el Champions Tour con su amigo Miguel Ángel Jiménez, el vasco demostró que lo suyo con Augusta es piel con piel, aunque no esté cómodo del todo por unos cambios en el swing. Rahm encalló con tres sobre el par después de un mal final. Aún necesita clases en esta difícil asignatura que es Augusta. Firmó 75 pero... "he jugado para hacer 65", afirmó. "He dado muy buenos golpes. Y todavía queda mucho". ¿Y Tiger Woods? El exnúmero uno sobrevivió con uno sobre el par. Si el Tigre quería volver a encontrarse con Augusta, esto es lo que le esperaba. Un día con más tragos amargos que recompensas. Estuvo impreciso, sin esa fortaleza en el juego corto que marcaba las diferencias. Por mucho cariño que le pusiera al putt (necesitó 28), algo no encajaba en la ecuación. Desde la salida, casi peor: ocho calles de 14, un 57%.

Y si la bola de Sergio García acabó bañándose más que ninguna en el agua, la de Jason Day lo hizo... en la cerveza. El segundo golpe del día del australiano se marchó a los árboles, golpeó en el hombro de un aficionado y terminó dentro de su vaso. El hombre apuró el trago, cogió la bola y se la dio a Day. Si hubiese sido tan fácil para Sergio García...

 Clasificación del Masters de Augusta tras la primera jornada.

Horarios de este viernes: Jon Rahm sale hoy a las 16.42; Rafael Cabrera Bello a las 17.02; José María Olazabal, a las 17.48; Sergio García, a las 19.48. Televisión: desde las 21.00 (Movistar golf).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información