Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Team Brunel se impone en la etapa reina de la Volvo Ocean Race

El Dongfeng, que terminó segundo, podría arrebatar el liderato de la general al Mapfre

El barco holandés del Team Brunel en su aproximación a la meta de Itajaí (Brasil)
El barco holandés del Team Brunel en su aproximación a la meta de Itajaí (Brasil)

El barco holandés del Team Brunel, al mando de Bouwe Bekking se ha impuesto en la séptima etapa de la Volvo Ocean Race entre Auckland (Nueva Zelanda) e Itajaí (Brasil) al cruzar la línea de meta a las 11.45 hora local (16.45 hora española) tras invertir un tiempo de 16 días, 13 horas, 45 minutos y 18 segundos en cubrir un recorrido de 7.779 millas náuticas (14.414 km).

La segunda posición ha sido para el Dongfeng franco chino de Charles Caudrelier, a 14 minutos y 50 segundos del vencedor, una posición que le coloca líder en solitario provisionalmente de la general, con un punto de ventaja sobre el Mapfre español, que sigue quinto. Separados por apenas 4 millas (7 km) durante las últimas doce horas, Brunel y Dongfeng han protagonizado un pulso increíble.

Esta victoria ha sido cualquier cosa menos fácil. En las últimas 48 horas, los holandeses tuvieron que gestionar la durísima presión de Dongfeng, que llegó a acercarse a una milla, y la considerable bajada del viento en la aproximación final a Itajaí incrementaba la tensión entre ambos: literalmente, cualquiera podía ganar.

El Brunel de Bouwe Bekking, el patrón más experimentado de la Volvo, ha liderado la etapa en las últimas 3.000 millas (5.500 km) a través del Océano Austral y el Atlántico Sur, con un trabajo impresionante de su navegante, el veterano australiano Andrew Cape. El equipo ha logrado defender su ventaja para anotarse una etapa que ya se encuentra entre las más duras de la historia de la Volvo Ocean Race.

“Ha sido una etapa increíble”, reconocía Bekking al llegar a Itajaí. “Estamos tristes por la pérdida de John Fisher (SHK/Scallywag) y eso nos marca profundamente, pero desde el punto de vista puramente deportivo, hemos navegado una muy buena etapa, y eso nos da confianza”.

Para el Dongfeng, los 12 puntos de la segunda posición podrían bastarle para arrebatar el liderato al Mapfre, al frente de la general desde la segunda etapa. Los daños en la mayor y en su carro descartaron al equipo español para la lucha por la victoria de etapa.

“Es un resultado fantástico para nosotros”, reconoce Caudrelier. “Hemos conseguido superar a Mapfre después de la frustración de las etapas previas. Esta vez hemos logrado mantenerles por popa y alejados, y si Turn the Tide on Plastic consigue defender su posición, podemos aspirar al liderato provisional”.

Team AkzoNobel continúa en una confortable tercera posición, a 200 millas de los líderes pero con una ventaja de cerca de 240 respecto a su inmediato perseguidor, Turn the Tide on Plastic. A 330 millas (610 km) al sureste de las costas de Buenos Aíres el Mapfre español está luchando por salir del anticiclón que le está ralentizando, con vientos del este de apenas 4-6 nudos (7-10 km/h) y que le ha dejado a 785 millas (1.450 km) de los ganadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.