Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla no quiere dejar de soñar

Sin Banega, se mide con un Bayern que solo ha perdido uno de sus últimos 20 choques

Carriço, Pareja y Roque Mesa bromean en el entrenamiento. Ampliar foto
Carriço, Pareja y Roque Mesa bromean en el entrenamiento. EFE

El Sevilla ya no tiene miedo. Cumplido el objetivo de pasar de los octavos de final de Champions y alcanzar los cuartos 60 años después, el equipo andaluz se toma el doble enfrentamiento ante el Bayern como una gran ocasión para disfrutar y seguir soñando. Llega el gigante alemán y Nervión vivirá otra noche histórica. Un Bayern que ha ganado cinco copas de Europa y que ha adquirido una asombrosa regularidad de la mano del veterano Jupp Heynckes: vivo en todos los frentes, solo ha perdido uno de los últimos 20 partidos, con 18 triunfos y un empate. Ante el Bayern, acompañado de 2.500 aficionados, el técnico del Sevilla, Vincenzo Montella, no podrá contar con Banega, sancionado. Todo apunta a que Pizarro será su sustituto en un equipo inicial donde Sarabia jugará por la derecha y Navas de lateral derecho.

Mercado tiene algunas molestias y todo apunta a que se quedará fuera del equipo. “Debemos tener el balón y obligar al Bayern a jugar como no le gusta”, admitió Montella, quien prácticamente confirmó la titularidad de Ben Yedder. El delantero lleva 10 goles en la competición, incluidos los dos de la previa ante el Basaksehir. Con 19 tantos en todas las competiciones, el nuevo internacional francés es el arma principal en ataque frente a un rival plagado de nombres rutilantes. A pesar de su incuestionable favoritismo, en el Bayern se han tomado con mucho respeto el partido. “Estamos en cuartos y la eliminatoria se encuentra al 50%”, afirmó ayer Javi Martínez. “Le tenemos el mayor respeto al Sevilla. Tienen voluntad, son muy agresivos y además juegan con mucha clase”, admitió Jupp Heynckes.

“No debemos subestimar al Sevilla, serán dos partidos difíciles. Lo ideal sería traernos un buen resultado sin goles en contra”, dijo por su parte Karl-Heinz Rummenigge, dirigente y leyenda del Bayern. Rummenigge conoce bien el Sánchez Pizjuán. El 8 de julio de 1982 disputó una mítica semifinal de España 82 ante Francia en este estadio, con pase a la final incluida.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información