Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucas Hernández reivindica su orgullo ‘bleu’

El futbolista del Atlético apunta hoy ante Rusia a su primera titularidad con Francia tras estar a punto de jugar con España

Lucas Hernández, en un entrenamiento de Francia.
Lucas Hernández, en un entrenamiento de Francia. AFP

Lucas Hernández (Marsella, 1996) se ha quitado un peso de encima. Es francés de pasaporte, pero también, según afirma, lo es de corazón. El matiz es importante, tanto para él como para sus seguidores, porque el joven futbolista del Atlético, llamado a ser un referente del club rojiblanco en el futuro, llevaba meses arrastrando una duda existencial, sobre si era más español que francés y, entonces, si prefería competir más con La Roja que con Les Bleus a lo largo de su carrera deportiva. Su introspección personal fue tan profunda que hasta se planteó recientemente pedir la nacionalidad española y renunciar para siempre a su país de origen. Algo que sus asesores jurídicos publicitaron pero que él no llegó a hacer porque la legislación de la FIFA no le dejaba. Hubiera corrido el riesgo de quedarse como un apátrida futbolístico apenas tres meses antes del Mundial de Rusia.

Ante este impasse, Lucas Hernández volvió a sus raíces. Convocó a su madre Laurence y a su hermano menor Theo, futbolista también en el club vecino y a la vez enemigo, el Real Madrid. Los tres conforman el núcleo duro de la familia Hernández en Madrid. Lucas nació en Marsella, pero lleva casi 18 años viviendo en la capital de España desde que le llevó su padre, Jean-François, exfutbolista del Compostela, del Rayo Vallecano y del club rojiblanco a finales de los años 90, y desaparecido de sus vidas desde hace más de 15 años. De la reunión familiar emergió una conclusión similar. Francia es su familia. Así lo ha asegurado durante esta convocatoria por primera vez ante los medios de comunicación. “Todo el resto de mi familia vive en Francia. Cuando tengo vacaciones o días libres, lo aprovecho para pasar buenos ratos con ellos. Mi familia es lo que más me tiene atado a Francia”, se sinceró.

La llamada de Deschamps

A Lucas Hernández solo le faltaba una llamada, la del seleccionador francés, Didier Deschamps, para poder cumplir con el propósito familiar. Y así llegó, el pasado 10 de marzo, según reveló posteriormente el diario L’Equipe. “En el momento en el que me llama para preguntar por mi situación, no dudé ni 30 segundos, le dije que sí”, explicó. El hermano mayor de los Hernández llevaba 28 presencias con Francia en las categorías juveniles, pero ninguna todavía con la absoluta. De ahí su ansiedad a tres meses de la cita mundialista, y también su alivio.

“Voy a seguir probando jugadores”

Deschamps, en rueda de prensa.
Deschamps, en rueda de prensa. AP

Didier Deschamps anunció ayer en rueda de prensa que la derrota ante Colombia el pasado viernes en París no ha modificado su planteamiento ante el encuentro de esta tarde con Rusia. “Hay que probar. Voy a seguir probando al máximo número de jugadores posible. Esto agregará un poco más de información con vistas a la confección definitiva de la plantilla para el Mundial”, aseguró el técnico bleu. “Como es lógico, puede haber debates sobre diferentes jugadores en distintas posiciones. No me quejaré de tener tantos futbolistas de calidad”, añadió Deschamps.

El pasado viernes contra Colombia (2-3), el futbolista rojiblanco se estrenó con la camiseta azul. Sustituyó al barcelonista Lucas Digne en el carril izquierdo para el último cuarto de hora. Según las últimas sensaciones, apunta a ser titular para el segundo amistoso de Francia, hoy (17.50, GOL) en San Petersburgo contra Rusia, la anfitriona del Mundial.

Su participación en este encuentro cobra una gran trascendencia porque ese amistoso será el último partido antes de que Deschamps anuncie el próximo 15 de mayo la lista de los 23 jugadores que disputarán el torneo planetario con Francia. Si rinde, será premiado, aunque su elección no depende solo de él, sino también de Benjamin Mendy —el habitual titular a la izquierda de Raphaël Varane y de Samuel Umtiti—, que se está recuperando todavía de una grave lesión en una rodilla.

Sin embargo, Lucas Hernández presenta ahora muchos argumentos sólidos para defender su candidatura. Tiene el interés de Deschamps, que valora su polivalencia, y cuenta con el apoyo del jugador estrella, Antoine Griezmann, su compañero en el Atlético. Sin olvidarse de su nuevo patriotismo. “España me dio todo, pero eso no quita que Francia sea mi país. Tal vez mis palabras han sido malentendidas aquí en Francia. Estoy muy orgulloso de ser un jugador bleu. Lucharé a muerte por defender esta camiseta”, sentenció.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.