Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Newey, el ingeniero de los cuatro Mundiales de Vettel, deja Red Bull

El británico será relevado en su cargo de director técnico de Red Bull por Pierre Waché, según adelanta 'L’Équipe'

Newey, en una foto de archivo.
Newey, en una foto de archivo. efe

Adrian Newey, uno de los nombres más influyentes del último cuarto de siglo en el mundo de la Fórmula 1, sigue alejándose del certamen que le ha convertido en genio. El ingeniero, nacido hace 59 años en Stratfor-upon-Avon, la misma localidad donde siglos atrás lo hizo Williams Shakespeare, deja con efecto inmediato su cargo como director técnico de Red Bull, la escudería con la que entre 2010 y 2013 logró cuatro dobletes con Sebastian Vettel como cara visible. Según adelanta L’Équipe, Newey será relevado por el francés Pierre Waché. Fue el británico quién propuso a Waché mediante una llamada telefónica. Newey, que en los últimos tiempos ya se había distanciado un poco más del paddock de la F1 para desarrollar un proyecto para Aston Martin, ha jugado un papel fundamental en la creación y el crecimiento del equipo energético a partir de sus trazos a lápiz y papel.

“Vino a buscarme él, me llamó. Yo no voy a cambiarlo todo, pero necesariamente actuaré de forma distinta a cómo lo hacía él”, explica el propio Waché. “Adrian se centró siempre más en la aerodinámica, mientras que yo estoy tratando de trasladarlo al suelo. Para mí, el neumático también tiene su complicidad”, añade el galo, que hasta ahora formaba un grupo de trabajo con Paul Monaghan y Rob Marshall (ingenieros jefes), todos ellos con Newey como máxima autoridad técnica dentro de la estructura del búfalo rojo.

Waché será ya el encargado del desarrollo del RB14, el prototipo con el que Red Bull impresionó en la pretemporada que este viernes se cerró en Montmeló, en la que Mercedes llegó a señalar a Red Bull como su principal amenaza en la lucha por el título que empieza a ponerse en juego en Melbourne, el próximo día 25. Habrá que ver si hasta allí se desplaza Newey, que lleva en la F1 desde mediados de la década de los ochenta, que fue capital para los éxitos de Williams y McLaren en la de los noventa y que después fichó por Red Bull (2006), en una maniobra que muchos no entendieron.