Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Christian Coleman bate de nuevo el récord mundial de los 60m

Los expertos vaticinan que, después de sus 6,34s, el norteamericano, de 21 años, puede bajar de 9,70s en los 100m este verano

Coleman, en el relevo del Mundial de Londres 2017. Ampliar foto
Coleman, en el relevo del Mundial de Londres 2017. Action Plus via Getty Images

Dando ya por sentado que dentro de dos semanas nadie podrá impedir su victoria en el Mundial de Birmingham, la gente que comenta las actuaciones de Christian Coleman ya ha empezado a proyectarse en el verano.

Coleman batió la madrugada del lunes el récord mundial de los 60m. Lo hizo en la final de los campeonatos de Estados Unidos bajo techo, en Albuquerque (Nuevo México), una ciudad situada a 1.619 metros de altitud, lo que, dada la menor resistencia del aire por la menor presión, supone una ventaja para las distancias cortas. Sin embargo, nadie quita valor a la marca, recordando, sobre todo, que hace justo un mes, el 19 de enero, Coleman, 1,75 metros de altura, 73 kilos, ya había batido por primera vez el récord mundial con 6,37s conseguidos en Clemson (Carolina del Sur), que está solo a 221 metros de altitud. Y añadiendo que, además, la salida de Coleman en Albuquerque no fue precisamente perfecta.

“Fue una salida decente”, dijo Coleman, que nació en Atlanta (Georgia) y se entrena en la Universidad de Tennessee. “Solo trataba de ganar el campeonato, pero cuando terminé la transición y corrí erguido del todo me sentí mejor que nunca. Siempre rindo más en las competiciones oficiales que en los mítines. Me motiva que todos los focos estén ahí. No va mucho con mi personalidad, pero me crezco siempre en las grandes ocasiones”.

Si en la historia de la distancia, solo un atleta antes había bajado de 6,40s, y fue Maurice Greene, explusmarquista mundial de los 100m, que durante toda su carrera lo consiguió dos veces y con tres años de diferencia (6,39s en 1998 y 2001), Coleman lo ha logrado dos veces en un mes, y tiene 21 años, toda su carrera por delante.

En el aire, hay una pregunta, sobre todo: ¿Qué será capaz de hacer en los 100m uno que corre los 60m al aire libre en 6,34s?

Mientras pocos de los especialistas que se han manifestado dudan que Coleman bajará de 9,70s este verano (una línea de la que solo han descendido tres atletas en la historia (Usain Bolt, 9,58s, 9,63s y 9,69s; Tyson Gay y Yohan Blake, 9,69s ambos), el velocista español Ángel David Rodríguez, va más lejos. “Coleman tiene potencial para batir el récord de Bolt”, asegura el explusmarquista nacional de 60m (6,55s) y 100m (10,14s). “Bolt nunca llegó a correr una carrera perfecta. Pudo haber corrido más rápido”.

Explica Rodríguez que camino de su récord mundial de 9,69s en Pekín 2008 (viento 0,0, como en una pista cubierta), el jamaicano pasó por los 60m en 6,32s (y después abrió los brazos y dejó de correr prácticamente). “Y Coleman, al aire libre, en un 100m en verano, seguramente pasará los 60m más o menos por ahí, pues siempre se está en mejor forma entonces y la mayoría de los velocistas tienen mejor 60m como parcial de un 100m que como meta en pista cubierta. Aunque yo estoy al revés: mis 6,55s en pista cubierta valen más que mis 10,14s al aire libre”.

El poseedor del récord de Estados Unidos, Tyson Gay, por ejemplo tiene una mejor marca de 6,55s en los 60m, pero camino de sus 9,69s al aire libre pasó por la distancia en 6,39s. Coleman tiene en los 100m una mejor marca de 9,82s, con un paso de 6,38s, por lo que su margen de mejora es aún grande. Su mejor marca en los 200m es 19,85s.

El que Coleman, tan tímido y callado, pueda heredar de Bolt el trono vacante de la velocidad mundial, no es una hipótesis que haya nacido solo de su fabulosa pista cubierta del invierno del 18, sino que surgió ya con fuerza el verano del 17, cuando en el Mundial de Londres, el de la despedida del gigante jamaicano, Coleman le superó en las semifinales y en la final de los 100m.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información