Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

24 detenidos tras una pelea entre radicales del Sevilla y del Betis

El enfrentamiento entre los ultras de los dos equipos sevillanos, que se citaron la pasada madrugada en las inmediaciones del puente de la Barqueta, termina con un herido

Los Biris del Sevilla en una imagen de archivo.
Los Biris del Sevilla en una imagen de archivo.

24 aficionados radicales del Sevilla y del Betis fueron detenidos la pasada madrugada por la Policía tras una pelea en las inmediaciones del puente de la Barqueta de la ciudad, donde se habían citado con palos, cuchillos y hachas para agredirse, según las primeras indagaciones policiales. Estos hinchas violentos, todos varones de entre 20 y 30 años, fueron detenidos en las primeras horas de la madrugada por un amplio dispositivo de Policía Nacional y Policía Local, que, al tener conocimiento de los incidentes, llegaron a cerrar la zona de la Isla de La Cartuja, según informó este sábado el Ayuntamiento de Sevilla.

Los hechos, ocurridos en vísperas del derbi de esta noche en el Ramón Sánchez Pizjuán, comenzaron sobre la una de la madrugada, momento en el que una dotación de la Policía Local observó a un numeroso grupo de encapuchados vestidos de negro en La Cartuja, explicó en un comunicado el consistorio hispalense. Por este motivo, estos agentes dieron aviso a la Policía Nacional y solicitaron más refuerzos de la Policía Local.

Minutos después, añade la nota, comenzó la pelea entre estos grupos de aficionados radicales de ambos clubes sevillanos. Durante la disputa, uno de ellos sufrió un traumatismo con una herida abierta en la cabeza y fue interceptado por la Policía Nacional. Los policías que intervinieron en estos disturbios cerraron la zona de La Cartuja y lograron detener a veinticuatro jóvenes, a quienes les incautaron diversos objetos contundentes como palos, cuchillos, punzones y hachas, precisó el comunicado.

Con motivo del derbi de esta noche (20.45 horas), como es habitual en partidos declarados de alto riesgo por la Comisión Antiviolencia, se ha montado un dispositivo de seguridad integrado por novecientas personas, entre ellas unos cuatrocientos policías nacionales y miembros de otros cuerpos y servicios (Policía Local, Bomberos, Emergencias Sanitarias del 061 o seguridad privada)

Más información