Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Navas y Joaquín son los reyes del derbi

Los capitanes del Sevilla y el Betis se ven las caras casi 12 años después

Navas y Joaquín, en el último derbi donde se enfrentaron, en 2006. Ampliar foto
Navas y Joaquín, en el último derbi donde se enfrentaron, en 2006. AFP/Getty Images

“El que nos mete el veneno con el derbi es Joaquín”. Así se expresa Andrés Guardado, uno de los futbolistas más importantes del Betis, al que ha llegado esta temporada para saborear, entre otras cosas, un derbi de Sevilla. “Jesús no para de hablarnos del partido”, aclara Luis Muriel, delantero del Sevilla, también novato en este tipo de duelos, sobre Navas.

El derbi número 127 en la historia entre Sevilla y Betis (20.45, beIN LaLiga) enfrenta de nuevo a Navas y a Joaquín. Consolidados los dos como las grandes referencias sentimentales de los dos equipos, volverán a encontrarse en un derbi 11 años y ocho meses después de la última vez que se enfrentaron en un duelo de rivalidad sevillana. Fue el 2 de abril de 2006 cuando los dos jugadores andaluces se vieron cara a cara por última vez en un derbi, con triunfo entonces para el Betis por 2-1. Navas tenía 19 años y estaba iniciando su carrera. Joaquín tenía 24. Navas se mantuvo en el Sevilla hasta 2013. Luego fichó por el Manchester City, donde ganó la Premier. Campeón del mundo y de Europa con España, regresó este verano para convertirse con 32 años en el futbolista con más partidos en la historia del Sevilla (417 con el disputado en Cádiz de la Copa). Será su derbi número 16 con el primer equipo del Sevilla. Ha ganado seis, empatado cinco y perdido cuatro.

El Sevilla es un rival especial para Joaquín, alma, capitán y accionista del Betis a sus 36 años. Su reencuentro con Navas en el derbi será el partido número 33 contra el Sevilla, el rival al que más veces se ha enfrentado en su carrera deportiva. Todo empezó en un derbi en Segunda División, el 19 de noviembre de 2000. El Betis perdió por 1-3. Joaquín ha jugado contra el Sevilla también con el Valencia, el Málaga y hasta la Fiorentina, en unas semifinales de la Liga Europa en 2015 en las que cayó eliminado el conjunto italiano.

Vuelve Rubén Castro

“Será un gran derbi y vamos con opciones. Son partidos difíciles y nunca sabes qué va a pasar, pero son encuentros bonitos para disfrutar y darle una alegría inmensa a los béticos”, aclaró Joaquín cuando se le preguntó por un choque sobre el que tiene sobrada experiencia. Será el derbi número 18 de su historia como futbolista. No ha tenido demasiada suerte Joaquín en este tipo de partidos, ya que solo ha ganado dos derbis, mientras que ha empatado siete y ha perdido ocho. “El Betis es favorito”, proclamó de forma inesperada Vincenzo Montella, nuevo entrenador del Sevilla que se estrena en Liga con un partido de cuidado. “Quiero ganar jugando bien”, sostiene Setién, quien sancionado no podrá dirigir al Betis en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Por la rendija del derbi se cuela también Rubén Castro, quien regresa en el Betis después de su periplo por el fútbol chino. Aunque no será titular, el derbi será la primera oportunidad del canario de intentar batir el registro histórico de goles con el Betis en Primera, que tiene Rincón con 78 dianas. Dos tantos separan a Rubén de su meta. Otro deseo ferviente tienen los más de 10.000 béticos que se presentaron en el entrenamiento a puerta abierta de su equipo: volver a ganar un derbi ocho choques después (siete victorias del Sevilla y un empate). Y otra vez con Navas y Joaquín como protagonistas

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información