Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una dura batalla

La verdad es que no recuerdo haber peleado tanto con un rival. Hemos tenido una lucha increíble con el Dongfeng

El Mapfre y el Dongfeng durante la tercera etapa de la vuelta al mundo a vela.
El Mapfre y el Dongfeng durante la tercera etapa de la vuelta al mundo a vela.

Hola a todos:

Os escribo desde el Mapfre a falta de menos de dos días para terminar esta tercera etapa de la Volvo Ocean Race. Etapa dura, con frío y viento como siempre por estas latitudes, y el estrés de que algo va a saltar por el aire esta siempre ahí…

Hemos tenido una lucha increíble con el Dongfeng. La verdad es que no recuerdo haber peleado tanto con un rival en el medio de la nada, y al final en estas últimas 48 horas la balanza se ha ido a nuestro lado, de momento, eso sí… ¡Hay que ver cómo acaba esto! Aunque solo falten dos días puede pasar de todo.

Además, ahora mismo no teneos su posición ya que han entrado en modo sigilo, que se trata de ocultar tu posición a los rivales durante 24 horas, y así hacer algún movimiento táctico sin que te vean en los partes de posiciones. En dos horas, después de que termine de escribir estas líneas, nos llegará de nuevo su posición. Creemos y esperamos saber dónde están, y espero que hayan ido bien estas últimas horas y aparezcan por detrás nuestra, pero bueno, vamos a esperar.

El barco y tripulación se han portado, la verdad. Toco madera, pero por ahora nada ha fallado. Hemos hablado muchas veces de la preparación de cara a una regata como esta, y una vez más podemos recalcar que gran parte de una buena Volvo Ocean Race está hecha antes de salir. Por el momento, la preparación que hicimos parece ser buena.

Estamos bastante cansados, con unas ganas locas de llegar ya a Melbourne y poder descansar una semana. Lo bueno de haber tenido una etapa rápida es que ganamos días de descanso en tierra, y eso se va a agradecer mucho.

El día 2 de enero partimos ya de Australia hacia Hong Kong. Tengo ganas de esa etapa, porque aparte de ser interesante sólo puedo pensar en navegar en camiseta de manga corta otra vez y dejar atrás todos estos cachivaches que llevamos: pasamontañas, doble guante de neopreno, calcetines impermeables, botas gordas… En fin, que volvemos a una etapa, a priori, más tranquila ¡A ver si es verdad!

Espero poder escribiros otra vez con un resultado bueno desde Melbourne.

Xabi Fernández es patrón del Mapfre.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.