Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane: “Hay que poner siempre las mismas ganas que hoy”

El técnico del Madrid pide a su equipo prolongar la actitud exhibida ante el Sevilla “para tener más opciones de ganar cosas”

FOTO: Cristiano Ronaldo celebra con Asensio (autor del pase) su primer gol al Sevilla. / VÍDEO: Declaraciones de los entrenadores tras el partido.

“En teoría estábamos preparados...”, dijo casi suspirando Ernesto Marcucci después del 5-0 que le endosó el Madrid al Sevilla. Los blancos no marcaban tantos goles en casa desde mayo, precisamente contra el Sevilla. Aquel partido terminó 4-1. Parece haber vuelto la primavera al Bernabéu. Los de Zidane fueron este sábado un vendaval, recuperaron su mejor versión, por fútbol, velocidad, energía y pegada.

Borraron de un plumazo las dudas que habían despertado a lo largo de toda la temporada. Lo hicieron, además, en una fecha señalada, por el rival y por las numerosas bajas —Casemiro en el centro del campo y Sergio Ramos, Carvajal y Varane en defensa—. De ahí el llamamiento de Zidane a la afición en la víspera del encuentro. Pidió a la hinchada cariño para el equipo y apoyo incondicional del primero al último minuto.

Llevaba semanas el técnico reclamando una racha de 4-5 partidos buenos. ¿Tiene la sensación de que se han acabado los disgustos y que el equipo ya ha alcanzado la velocidad de crucero y que no va a volver a pararse?, le preguntaron a Zidane. “Ojalá… Nuestro objetivo es jugar siempre de esta manera. Yo creo que últimamente lo estábamos haciendo, pero faltaba el gol y eso es lo importante. Las cosas pueden llegar y van a llegar. Tenemos que seguir con nuestro trabajo. Este partido no significa nada si en el siguiente no metemos las mismas ganas que hoy”, respondió. “Porque si las metemos, habrá más oportunidades de ganar”, prosiguió.

De momento, lleva ocho tantos a favor en los dos últimos partidos (ante Dortmund y Sevilla). Un alivio teniendo en cuenta los problemas de pegada que estaba teniendo el Madrid. Marcó Cristiano un doblete. En ocho minutos marcó los mismos goles que llevaba en las diez jornadas de Liga que ha disputado. 

Volvió a marcar Nacho, solvente en las dos áreas. Anotó también Achraf su primer tanto con la camiseta del Madrid. Aprobó con creces Jesús Vallejo, poco empleado a lo largo de la temporada. El central terminó el partido resoplando y con cara de misión cumplida. Kroos y Modric movieron la pelota a su antojo y con la velocidad de antaño. También volvió a verse la mejor versión de Asensio y al Lucas Vázquez de la temporada pasada. Ellos dos, junto a Vallejo, fueron a abrazar a Sergio Rico, el guardameta del Sevilla, en cuanto el árbitro pitó el final. “Dejamos muchos espacios y dejamos correr al Madrid en su mejor versión”, analizó Marcucci poco después.

Ganas de correr tenía Cristiano Ronaldo que ayer enseñó al público sus cinco balones de oro en el césped del Bernabéu en los prolegómenos del partido. Estaba previsto que el pequeño acto durara dos minutos. El portugués lo despachó en algo más de 30 segundos. Tanto que el árbitro tuvo que hacer tiempo con todos los jugadores ya en el césped y esperar a las 16.15 para decretar el comienzo.

Nacho tardó menos de dos minutos en abrir el marcador. ¿Ese gol lo rompió todo?, le preguntaron a Marcucci. “Contra un rival que lo mejor que hace es contragolpear, que te marque tan pronto te desarma estratégicamente y anímicamente. Pero no es el único motivo por el que encajamos cinco tantos”, respondió el segundo entrenador del Sevilla al mismo tiempo que aseguraba que la recuperación de Berizzo marcha bien y que podría volver al banquillo incluso antes de fin de año.

“Hoy jugamos con 4-4-2 porque quería tapar los laterales y los extremos del Sevilla que juegan muy arriba. Creo que lo estuvimos haciendo bien. Eso implicaba tener a uno menos en el medio, porque Luka [Modric] y Toni [Kroos] jugaban contra tres y por eso al principio nos llegaban más, pero era normal. Jugamos bien al contragolpe e interpretamos muy bien el partido. Era importante para la moral sumar tres puntos e irnos con esta victoria al Mundialito. La gente piensa que el partido del miércoles —la semifinal— será fácil, pero para mí no hay partidos fáciles”, concluyó Zidane.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.