Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cronología del ‘caso Rusia’

Todo comenzó hace tres años, en diciembre de 2014

Irina Shayk, delante de la delegación rusa, en la apertura de los Juegos de Sochi.
Irina Shayk, delante de la delegación rusa, en la apertura de los Juegos de Sochi. AFP

Como todas las grandes historias, todo comenzó con una investigación periodística, aparecida en diciembre de 2014, sobre los casos de corrupción y las dudas que rodeaban algunos casos de dopaje en el atletismo ruso, y las curiosas maniobras del entonces presidente de la IAAF, Lamine Diack, para manejarlas. Después de la denuncia, las organizaciones deportivas comenzaron a actuar.

9 de noviembre de 2015. Presentación del informe Pound, encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) tras las revelaciones periodísiticas, que las confirma y revela la existencia de un sistema de dopaje institucionalizado en el atletismo ruso.

13 de noviembre de 2015. La federación internacional de atletismo (IAAF) suspende a la federación rusa.

18 de noviembre de 2015. La AMA suspende a la agencia rusa antidopaje.

18 de julio de 2016. La AMA presenta la primera parte el informe McLaren, elaborado tras las revelaciones del director de los laboratorios antidopaje de Moscú y Sochi Grigory Rodchenkov. En él se relata cómo el Estado ruso encubrió un sistema de dopaje de sus deportistas durante los Juegos Olímpicos de Sochi, y en el deporte ruso en general.

24 de julio de 2016. El Comité Olímpico Internacional (COI) decide autorizar a los deportistas rusos participar en los Juegos siempre que pasen los controles que les exijan sus respectivas federaciones internacionales.

9 de diciembre de 2016. En el segundo informe McLaren se da cuenta detallada de cómo se organizó el cambiazo de muestras en el laboratorio de Sochi y se cifra en 1.000 el número de deportistas rusos beneficiados por un sistema organizado por los dirigentes del Estado.

Noviembre y diciembre de 2017. En diferentes decisiones, el comité disciplinario del COI suspende a 25 deportistas rusos por su dopaje en los Juegos de Sochi según la interpretación de la comisión Oswald del informe McLaren. Ni la AMA ni la IAAF han readmitido a la agencia y a la federación rusa de atletismo, que cuentan con nueva organización y dirigentes.

Para Rusia y su pueblo, son más importantes los Juegos de invierno que los de verano. En los seis últimos Juegos invernales, Rusia acumuló 113 medallas. Como Unión Soviética había conseguido 194 y 23 más como equipo unificado. En total, 330 medallas en citas olímpicas de hielo y nieve.

Una historia de medallas. En los últimos Juegos de invierno, disputados en territorio ruso, en la estación caucásica de Sochi, Rusia terminó primera, con 33 medallas, 13 de ellas de oro, siete más que Noruega, segunda clasificada en el medallero, y ocho más que Canadá, tercera. Después de la suspensión de 25 deportistas rusos por el dopaje generalizado en Sochi, y la anulación de sus resultados, Rusia pierde11 medallas, seis de ellas de oro, con lo que es adelantada en la tabla por Noruega, Canadá y Estados Unidos. La proyección de los resultados de los Mundiales en los Juegos da una cifra de 21 medallas para Rusia en Pyeongchang, seis de ellas de oro. Las medallas perdidas por Rusia corresponden a esquí de fondo, biatlón (esquí de fondo más tiro), skeleton y bobsleigh a cuatro y a dos.

 

Más información