Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dani Ceballos destroza a Eslovaquia

Espectacular partido del madridista, que conduce a la selección sub 21 al liderato de su grupo con tres golazos

Dani Ceballos Ampliar foto
Ceballos celebra su segundo gol. EFE

Había avisado con un regate espectacular al primer minuto. En el 38, anotó un golazo para equilibrar un duelo que peligraba. Luego, Dani Ceballos fue un ciclón que llevó en volandas a España para acabar con una combativa Eslovaquia. El partido del madridista fue espectacular. Ceballos, además de un carrusel de pases y regates, ofreció una versión realizadora que realza sus prestaciones. Tres goles llenos de talento y calidad que fueron la mejor expresión del partidazo del sevillano, que lideró el triunfo de la selección sub 21, ya líder en solitario de su grupo incluso con un encuentro menos que sus competidores. España suma cuatro victorias en cuatro partidos y camina con paso firme en dirección al Europeo de la categoría, que se disputará en el verano de 2019. Los de Celades, comandados por un gran Ceballos, se sobrepusieron a un primer tiempo algo dubitativo para cuajar una espléndida segunda mitad. España demostró que tiene mucho fútbol en sus botas. También que la clase de futbolistas como Ceballos, Fabián o Soler auguran un futuro esperanzador. Para que la fiesta fuera completa, hasta marcó Borja Mayoral, que se estrenó así en esta fase de clasificación.

Sin embargo, no jugó un buen primer tiempo España. Los de Celades se vieron sorprendidos por la pujanza del conjunto eslovaco, que presionó muy arriba y supo ahogar a Dani Ceballos, impotente en la salida del balón hasta su explosión de fútbol después del gol del empate. Eslovaquia jugó con valentía, sometiendo al conjunto español, pasmado en su propio campo. A los 14 minutos, Vallejo salvó bajo palos el disparo de Jirka. España solo encontraba cierta salida en la banda derecha, con la incursiones de Maffeo, que demostró su buen momento de forma. Eslovaquia se plantaba con excesiva facilidad en el área de España y se adelantó en el marcador a la salida de un saque de esquina. El bético Fabián metió tarde su pierna derecha para despejar el balón. La consecuencia fue un gol en propia puerta del centrocampista.

Sin duda, la justa recompensa al buen trabajo de los eslovacos, que sin embargo se vieron golpeados de manera doble a siete minutos del descanso. Primero, cuando el colegiado no vio un claro penalti de Meré. En la continuación de la jugada, Rodri pudo combinar con Dani Ceballos. El madridista, auténtico líder de la selección sub 21, se inventó un jugadón para hacer el empate. Dos golpes seguidos demasiado fuertes para un equipo eslovaco que fue mejor, pero que tuvo que contemplar el enorme talento de Ceballos. Su regate y la definición en el empate fueron excelentes.

España despertó en la segunda parte. Núñez, cambio de Celades, hizo rápido el 2-1. A partir de ahí no hubo partido. Apareció Ceballos con sus golazos y con él todos sus compañeros crecieron en su rendimiento. Caso de Soler o de Fabián, también de Borja Mayoral, que encontró premio a su constante lucha y a sus desmarques con un gol a pase de un buen Núñez. La selección encontró todos los caminos que en la primera mitad estaban bloqueados gracias al genio de Ceballos. España cuenta por victorias sus partidos en esta fase de clasificación y tiene más cerca el Europeo de 2019 que tiene la llave de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Más información