Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egurrola: “Sigo con la ilusión de poder ampliar mi palmarés”

El portero del Barça de hockey patines acumula 63 títulos tras 20 temporadas

Egurrola, en el vestuario azulgrana del Palau. Ampliar foto
Egurrola, en el vestuario azulgrana del Palau.

A sus 37 años, Aitor Egurrola defiende la portería del FC Barcelona desde que era un júnior. El Pulpo, como le llaman cariñosamente, acumula 63 títulos en 20 temporadas. Es el jugador azulgrana en activo que más trofeos acumula superado únicamente por el anterior portero de balonmano azulgrana, David Barrufet, que sumó 71.

Pregunta. ¿Qué le llevó a iniciarse en el hockey patines?

Respuesta. Era pequeño y no conocía el hockey, pero la madre de un amigo de clase nos convenció para practicar un deporte nuevo y empezamos a patinar. Mi primer equipo fue el Castelldefels.

P. ¿Cómo valora la decisión del Carlos Figueroa de apostar por usted cuando todavía era junior?

R. Fue una apuesta valiente. Aunque me entrenaba con el primer equipo un par de veces por semana, no tenía experiencia en la División de Honor. Lo más fácil era no mojarse, pero confió en mí.

P. ¿Quién le puso el apodo de “El Pulpo”?

R. Gabi Cairo. Siempre ponía motes a todo el mundo y a mí me tocó cuando empecé a ir con el primer equipo.

P. ¿Cómo vivió sus primeros años de profesional después de ganar 12 ligas seguidas, y posteriormente empezar a conquistar también consecutivamente las Ligas Europeas y la Copas Continentales?

R. Con una alegría enorme. Tengo la suerte de estar en un equipo ganador. El Barça compite por todos los títulos y hemos tenido la suerte de ganar muchos. Pero también tuvimos unos años en donde las cosas no nos salieron bien y quizá fue la época de mi carrera en la que más aprendí.

Estoy convencido de que ahora tenemos a los mejores jugadores del mundo

P. ¿Cuál ha sido el mejor equipo de todos estos años?

R. Diría que el actual. Estoy convencido de que ahora tenemos a los mejores jugadores del mundo; no podría decir uno que no tenga una calidad sobresaliente. He tenido la suerte de jugar con grandísimos jugadores como el Negro Páez, David Páez, Carlitos [López] o Alberto Borregán, quien creo ha sido el mejor jugador del mundo.

P. ¿Ha ganado el 55% de los títulos de la sección, cómo se siente al ver esta estadística?

R. Da un poco de vértigo. Sigo con la ilusión de continuar ampliando este palmarés pero sin hacer demasiado caso a las cifras, porque en el momento en que te regocijas en ellas es cuando bajas la guardia. Hay que pensar en el siguiente entrenamiento más que en el próximo partido.

P. ¿Cuáles fueron sus referentes?

R. Creo que todos los porteros de mi generación dirán que su referente es Carlos Folguera. Hubo un antes y un después de él en el en el estilo y en la forma de parar, y yo tuve la suerte de que él me cediera la portería del FC Barcelona.

P. Probablemente usted lo sea ahora de muchos porteros ¿qué les diría a los más jóvenes?

R. Que trabajen y se diviertan, no hay otra. Que relativicen todo lo que rodea a este deporte y a la portería en este caso. Después de un partido malo siempre viene uno bueno.

P. ¿Cómo ha evolucionado el hockey tácticamente?

R. Con las normas de hace ya unos años se penalizó a los equipos que pegaban más y proponían menos en ataque. Se consiguió hacer un deporte más limpio. Pero creo también que, después de unos años estas normas se han pervertido y ahora se especula más con el resultado. Quizá sería hora de hacer una valoración y replantear alguna de esas normas.

Nos está costando hacer goles y eso nos da cierta ansiedad a lo largo del partido

P. ¿Cuáles cree que serán las próximas evoluciones del juego?

R. Creo que se debería incluir el campo atrás; es muy difícil presionar todo el campo. Así evitaríamos que los equipos se dediquen a aguantar la posesión hasta el juego pasivo y entonces cuelguen la pelota. Eso no favorece al hockey en absoluto.

P. ¿Con los años ha notado una evolución en el volumen de aficionados?

R. Hace unos cinco años notamos un bajón importante. Realmente nosotros tenemos la suerte de ser el Barcelona y a la pista donde vamos hay más afición que en otros partidos. Por suerte, creo que se están haciendo las cosas bien y la gente se está volviendo a enganchar al hockey. Aunque en el Palau es difícil, debido a toda la oferta que hay, en las grandes citas esperamos una buena entrada. Desde aquí hago un llamamiento a la afición.

P. ¿Cómo ve al equipo en la OK Liga y en la Liga Europea esta temporada?

R. Hemos ganado todos los partidos, pero lo más importante es que lo hemos conseguido de forma colectiva y no con individualidades, tanto en la OK liga como Liga Europea. La realidad es que nos está costando hacer goles y eso nos da cierta ansiedad a lo largo del partido. Pero creo que es algo circunstancial y cuando estemos acertados vendrá la tranquilidad.

P. Su último contrato es sólo por un año ¿cómo se encuentra mental y físicamente para seguir?

R. Es un contrato renovable año a año; es una situación con la que el club y yo nos sentimos cómodos. Cuando llegue el momento nos sentaremos a hablar, es lógico que a partir de cierta edad ya no se planteen contratos largos. Si llegado el momento el club lo estima oportuno y yo sigo sintiéndome bien tanto mental como físicamente decidiremos seguir.

P. ¿Qué opina de la situación política actual?

R. Creo que al final hay que hacer lo que pide toda la ciudadanía: dialogar más. Creo que radicalizando las posturas por un lado y por otro no se va a solucionar nada, sólo a través del dialogo se encontrará una solución.