Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Villarreal impone estilo

El equipo español luce buen fútbol ante el Slavia y encamina su clasificación

Los jugadores del Villarreal celebran el primer gol.
Los jugadores del Villarreal celebran el primer gol. AFP

Fiel a su nuevo estilo, con gusto y esencia durante gran parte del partido, pero con sufrimiento final por su falta de pegada, el Villarreal logró vencer en Praga ante el histórico Slavia, al que amargó su 125º aniversario. El orgullo checo equilibró en la parte final del encuentro la clase de fútbol que impartió el conjunto amarillo durante 70 minutos. Una dulce exhibición técnica de los castellonenses que a punto estuvo de quedar vacía de contenido por su falta de pegada en el área de Lavtuska. Circunstancia que dio pábulo a la esperanza del Slavia, que también padeció el buen momento de forma de Barbosa. El gol inicial de Bacca y el postrero en propia puerta de Deli, concedieron al Villarreal una victoria que le afianza en el primer puesto del grupo y le aproxima a los dieciseisavos de esta Europa League.

Slavia, 0 - Villarreal, 2

Slavia Praga: Lastuvka; Boril, Jugas, Deli, Sobol; Hromada (Ngadjui, m. 46), Danny (van Buren, m. 63), Soucek; Sykora (Skoda, m. 79), Necid y Stoch. No utilizados: Kovar; Zmrhal, Husbauer y Frydrych.

Villarreal: Barbosa; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Adrián Marín; Rodrigo, Roberto Soriano (Sansone, m. 82), Trigueros, Pablo Fornals (Cheryshev, m. 66); Bacca (Chuca, m. 72) y Bakambu. No utilizados: Cantero; Rukavina, Bonera y Pau Torres.

Goles: 0-1. M. 15. Bacca. 0-2. M. 88. Deli (p.p).

Ártbitro: Bobby Madden (Escocia). Amonestó a Bakambu.

Unos 19.000 espectadores en el Eden Arena.

Con escaso margen para el error, Calleja concedió la importancia debida al choque a partir de la alineación, con lo mejor disponible y con el rombo como sistema mágico que ha recuperado para el Villarreal el exjugador amarillo en su estreno en la dirección en la élite.

A partir del esférico, con jugadores de buen pie y un excelso Rodrigo ejerciendo de brújula, el conjunto castellonense se adelantó en el marcador al cuarto de hora en una larga jugada en la que aunó paciencia y precisión. Como buen mediapunta, Pablo Fornals vio la incorporación de Mario por el extremo derecho. El pase atrás del capitán fue interceptado por Lastuvka cuyo rechazo fue a parar a la posición que ocupaba Bacca que logró embocar a gol en remate acrobático.

Antes y después del gol, el gobierno del partido fue del Villarreal siempre en campo rival, atento en todo caso a lo espasmódicos y residuales ataques del Slavia, en el que estaban desconectados Necid y Danny, sus dos referentes. Los amarillos convirtieron el terreno de juego en un rondo gigante, circulando el balón de izquierda a derecha, de atrás adelante, siempre con sentido y con la intención puesta en la portería de los de Praga. En la contraria, a Barbosa le tocó intervenir con éxito tras un disparo pegado al poste izquierdo de Danny. Un aviso. El 0-1 se antojaba un escueto y peligroso resultado para tanto dominio amarillo.

No dio opción el Villarreal a la reacción checa en el inicio del segundo acto. Y pronto pudo matar el encuentro tras una gran asistencia de Roberto Soriano que Pablo Fornals envió fuera. Más clara la tuvo posteriormente Bacca, plantándose solo ante Lastuvka, cruzando en demasía el esférico. La falta de puntería amarilla hizo crecer las esperanzas del Slavia cada vez más presente en el área de Barbosa, imperial el argentino para detener un disparo cercano de Soucek. Con incertidumbre, supo contener el Villarreal el arrebato final del conjunto checo y sentenciar el encuentro en una contra que le acerca a la clasificación para los dieciseisavos.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.