Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sergio Busquets: “Nos vamos con un sabor agridulce”

El pivote asegura que al Barça le faltó puntería en Atenas y Sergi Roberto deja el campo en el primer tiempo, lesionado en el bíceps femoral de la pierna derecha

Olympiacos - Barcelona Ampliar foto
Sergio Busquets rechaza el balón. AFP

El Barcelona se quedó en Atenas a un punto de cerrar su clasificación para los octavos de final. El empate ante un Olympiacos que sumó su primer punto, no satisfizo al equipo azulgrana, que continúa líder del grupo con 10 puntos, tres más que la Juve, su próximo rival, en Turín, el 22 de noviembre.

Valverde recibe un obsequio. ampliar foto
Valverde recibe un obsequio.

“Nos ha faltado acierto, que es lo más importante”, resumió Sergio Busquets. “Lo hemos intentado, hemos tenido el control, hemos llegado muchas veces, pero esto pasa a veces. De 100 partidos así, ganaríamos 95. Nos vamos con un sabor agridulce”. El centrocampista azulgrana envió un mensaje optimista: “Estamos en una posición privilegiada. Debemos ser positivos. Hemos hecho un buen partido, no el mejor, está claro, porque si no hubiéramos ganado. Pero es difícil encontrar espacios contra equipos que se cierran tanto. Hemos tenido bastantes ocasiones, pero no ha querido entrar la pelota”.

Sergi Roberto sufrió una rotura del bíceps femoral de la pierna derecha. Hoy, una vez regrese a Barcelona, le efectuarán más pruebas médicas. El Barcelona recibe al Sevilla el próximo sábado y después se produce un parón liguero hasta el día 18 de noviembre, en que visita al Leganés. Lo más probable es que Sergi Roberto no pueda disputar los dos partidos que la selección española jugará frente a Costa Rica, el día 11 de noviembre, y a Rusia, el día 14.<NO1>La acción en que se lesionó Sergi Roberto se produjo en el minuto 41, en una entrada a Odjidjia, que le costó la tarjeta amarilla al jugador de Reus.

Placa para Valverde

En un lateral del estadio una lona de la afición del Olympiacos saludaba a los jugadores y sobre todo al técnico rival al pisar el césped. “Ernesto, gracias por todo”, rezaba la pancarta. Ernesto es Valverde y fue el entrenador del equipo de El Pireo en dos periodos (2008-2009 y 2010-2012) y además de títulos y buen juego, convenció a la hinchada por su carácter y personalidad. Así se lo demostraron antes de comenzar el encuentro, cuando le homenajearon y el entregaron una placa. Ernesto, conmovido, saludó a los aficionados a modo de agradecimiento y les dedicó el obsequio recibido. “Los griegos han sido muy generosos conmigo siempre. Desde que llegué”, declaró después.

El público, pasional, se volcó con su equipo —“siempre he tenido este ambiente a favor; sé lo que les motiva la Champions”, decía el técnico— y este respondió. “La clave ha sido el trabajo que ha hecho el rival: muy solidario en defensa, muy junto, ha impedido que nosotros pudiéramos hacer nuestro juego”, explicaba Valverde. Y sumaba: “El problema de que se te metan atrás es que tú también vas empujando y el juego hace que se acumulen los jugadores y sea difícil encontrar espacios. Intentamos mejorar, pero eso es lo más difícil del fútbol: jugar contra defensas cerradas”. Al Barcelona le faltó el gol. Hizo 14 remates: seis de Messi, seis de Suárez, pero ninguna de esas seis entre los tres palos. “Lo que me gusta de mis jugadores es que hagan ocasiones de gol, el resto siempre viene. Hemos tenido ocasiones para lograr la victoria y la clasificación, pero no ha podido ser. Los jugadores se han vaciado y estamos satisfechos”, añadió

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información