Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Spassky tumba a otro genio

Un combate entre dos genios, incluso más brillante de lo que se espera, con sacrificios de gran belleza

Spassky tumba a otro genio. 

Esta partida es tan bella que su combinación final fue llevada al cine (Desde Rusia con amor, James Bond). Aunque los genios también cometen errores, resulta lógico pensar que en un combate entre dos de ellos sea necesario jugar de manera sublime para doblegar al otro. Y eso es precisamente lo que ocurre para que Borís Spasski pueda doblegar a David Bronstein en el Campeonato de la URSS de 1960, disputado en Leningrado (hoy, San Petersburgo).

Aún quedaban nueve años para que Spassky fuera campeón del mundo. Dado su maravilloso juego, cabe preguntarse por qué no lo fue antes. Dos de las razones fueron la separación de su carismático entrenador, Alexánder Tólush, y la inestabilidad de su vida sentimental. Muchos años después, Spassky, quien cumplió 80 en enero de 2017, explicó así la causa de su divorcio, en 1961: “Mi primera esposa y yo éramos como dos alfiles de distinto color; nunca nos encontrábamos”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >