Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos chispazos del Betis acaban con el Alavés

El equipo de Setién, menos vistoso que en otras ocasiones, fue sostenido también por un gran Adán

betis alaves
Sanabria celebra su gol al Alavés. EFE
LaLiga Santander Jornada 9

FINALIZADO

El Betis vive momentos de felicidad. Superado el disgusto del Valencia, 16 puntos atesoran los de Quique Setién después de derrotar a un inocente Alavés. El triunfo se forjó bajo un fuerte sol y un Benito Villamarín muy festivo, gracias, fundamentalmente, a que el Betis fue mejor que su rival donde de verdad hay que serlo. Es decir, en las áreas. Dos chispazos en ataque sirvieron los dos goles del Betis. En defensa, surgió la figura de Adán, que destrozó los intentos del Alavés en la segunda parte, cuando De Biasi permitió que sus jugadores se soltaran algo en ataque después de diseñar un planteamiento demasiado defensivo. En el camino, conviene también destacar que el colegiado no vio un penalti de Mandi a Munir en el primer tiempo, con el 1-0. Al propio Munir, por cierto, se le pitó un fuera de juego que no era en el minuto 54 cuando se plantaba solo ante Adán y el marcador se mantenía con ventaja mínima de los locales. Los efectos, sin duda, de las inercias positivas. 

Esta vez el Betis no pudo disfrutar de su mejor versión, con Joaquín y Guardado más apagados que de costumbre, empequeñecidos por el fuerte calor y el planteamiento del Alavés. El equipo de Setién sí mantuvo el balón con criterio en la primera mitad. En la segunda, vivió de Adán y de las rentas. Anotó un gol al contragolpe y se benefició de la tremenda inocencia de un Alavés que lo pasará mal. El Betis, mientras, dibuja un arranque de Liga fantástico, saboreando la sensación de que también se puede ganar sin necesidad de desarrollar un juego preciosista. Por ejemplo, con dos chispazos en ataque, un gran Adán y algo de oficio y suerte con las decisiones arbitrales.

28 grados en Heliópolis, más ciudad del sol que nunca a finales de octubre, a las cuatro y cuarto de la tarde en la capital de Andalucía. Quizás, por estas duras condiciones, el partido entre el Betis y el Alavés tuvo un ritmo demasiado bajo. Sin chispa ni fuerza para desbordar, el primer tiempo fue, básicamente, un monólogo del conjunto andaluz, que dominó la posesión frente a un rival con cinco defensas y cuatro centrocampistas, sin apenas llegada. El Betis, renovado con la inclusión de Camarasa y Campbell, tocó y tocó, pero con una parsimonia que hacía difícil superar a la defensa del Alavés, diseñado por De Biasi para acumular jugadores en defensa. A los 13 minutos, después de una combinación excelente entre Campbell, Camarasa y Barragán, el conservador planteamiento del italiano saltó por los aires en un buen remate de cabeza de Sanabria. El paraguayo, en racha, anotó su sexto gol en la Liga. De Biasi miró al cielo. El delantero se anticipó a tres centrales en el área. Las paradojas del fútbol. Un buen movimiento de anticipación de Sanabria hizo crujir a todo un sistema defensivo.

El Alavés, necesitado y lento hasta la extenuación, se quedó sin plan. Sus jugadores apenas podían cambiar el ritmo. No obstante, tampoco el Betis tradujo en peligro su aplastante dominio de la pelota. Eso sí, el colegiado no vio un penalti de Mandi a Munir a los 39 minutos que pudo cambiar el rumbo del choque.

Biasi adelantó líneas en la segunda mitad. El Alavés mostró su mejor cara y comenzó a llegar con peligro al área del Betis. Entonces surgió la figura de un Adán espléndido, que le sacó un balón complicado a Pedraza y voló para despejar una falta bien lanzada por Medrán. El Alavés no marcó y el Betis se inventó un contragolpe que definió el encuentro. Alexis, lento y mal colocado, desvió a la red un centro al área de Tello en una rápida transición de los andaluces. El choque quedó resuelto y el Villamarín comenzó a cantar. La mística entre Setién y su gente crece. Esta vez no fue necesario tirar de demasiado talento. Fue todo de cara gracias a su eficacia y uno de los mejores porteros de la categoría, Adán.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información