Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ter Stegen para más que nunca

El guardameta del Barcelona ha dejado la portería a cero casi en el 60% de los partidos de esta temporada

Ter Stegen ataja el balón ante el Atlético. Ampliar foto
Ter Stegen ataja el balón ante el Atlético. Getty Images

Hace tres años, cuando llegó al Barcelona, desde el cuerpo técnico de Luis Enrique sugerían que Ter Stegen se parecía a Oliver Kahn, portero que marcó una época en el Bayern y Alemania. “Lo paraba todo en los entrenamientos, una máquina”, explica ahora un ojeador que integraba el cuerpo técnico azulgrana; “transmitía una seguridad enorme”. Pero Claudio Bravo también atajaba sin remisión y en los dos primeros años se hizo con el puesto en la Liga —no así en la Copa ni la Champions— hasta que se llegó a un punto en el que el club debió escoger entre los dos arqueros. Bravo, magnetizado por la Premier, resolvió el sudoku al aceptar la oferta del Manchester City. Y Ter Stegen se puso los guantes para no quitárselos, titular hasta el extremo de que solo se aleja del larguero en los duelos coperos, área reservada para Cillessen. Situación que se presupone se repetirá en este ejercicio con la llegada de Ernesto Valverde al banquillo. “Yo quiero jugar todo. Aunque si no estoy bien, es normal que no lo haga”, señalaba el portero en el curso anterior. Condición que ahora cumple con creces porque para más que nunca.

Con Cillessen inspirado durante la pretemporada, parecía que había dudas alrededor de Ter Stegen. Pero el alemán replicó con actuaciones de gran calado como frente al Atlético el pasado fin de semana, cuando sacó manos y pies a los remates de Griezmann desde dentro del área, solo batido por un chute lejano de Saúl. Tan acertado está el portero que esa parece la única forma de batirle —una penalidad en los tiempos de Luis Enrique porque los metas se apostaban a ver quién recibía menos goles desde fuera de sus aposentos—, tal y como mostraron Gaku (Getafe), y Ronaldo y Asensio en la Supercopa de España. De hecho, es en la única estadística que Ter Stegen ha empeorado desde que está en el club porque sus paradas a disparos lejanos tienen un porcentaje del 82,3% mientras que desde el curso 2014-15 hasta el año pasado fueron del 86,4%, 88,6% y 91,6%. Pero en todo lo demás no falla. “Se le ve más maduro que antes pero tan fiable como siempre”, dicen por las oficinas del Barça.

Acumula Ter Stegen 1.080 minutos en la temporada —el que más junto a Messi porque lo han jugado todo— y sus números le señalan como decisivo porque hasta en siete de los 12 encuentros que ha disputado ha logrado clean sheet [portería a cero], que viene a ser el 59% del total. Dato sobresaliente si se atiende a que en el curso pasado se quedó en el 37% y en el anterior en el 31%. O lo que es lo mismo: ha concedido 0,67 goles por choque cuando su récord estaba en la temporada 2014-15 (0,76), muy por encima del tanto por envite que vio en los dos ejercicios anteriores.

De Gea, único en superarle

En la Liga ha recibido tres goles, cifra que entre los grandes equipos de Europa solo mejora David De Gea, que ha recogido dos veces la pelota de su portería. Pero no es que no le lleguen a Ter Stegen sino que saca manos donde otros solo lo piensan. Así, suma 31 intervenciones (2,58 de media por duelo, dato por encima de los dos primeros años —2,43 y 2,35—, solo superado por las 3,28 de la campaña pasada) y su porcentaje de paradas es del 79,49%, superior al 76,14% del año anterior.

“Ser el menos goleado significa que la defensa funciona muy bien, como todo el equipo. Y si eso quiere decir que ganamos títulos, pues fantástico. A mí solo me importa ganar”, expresó el portero desde el Wanda Metropolitano, en una burbuja porque también defiende a la selección alemana —Neuer estará en la rebotica hasta enero por una fisura en el metatarso del pie izquierdo—, ya clasificada para el Mundial con un pleno de triunfos.

“Se le ve con confianza. Está en gran momento”, apuntan desde el Camp Nou; “un gran portero y un magnífico profesional”. Y el Barça lo disfruta.

El Barça lidera todas las ligas profesionales

Está de enhorabuena el Barça, que por primera vez en su historia es el líder de cuantos deportes profesionales practica. Así, gobierna en la Liga y la Liga Iberdrola femenina; son los primeros en la Liga Endesa de baloncesto junto al Madrid y Fuenlabrada; nadie les hace sombra en la Asobal de balonmano a excepción del Anaitasuna; tienen pleno de victorias en fútbol sala; comandan en hockey patines con el Liceo y Girona; y repiten en voleibol junto al Unicaja, Urbia Palma y Teruel.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.