Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Doncic y Randolph contienen a un Valencia intrépido

El Real Madrid se impone en La Fonteta en un duelo mayúsculo cargado de fiereza y talento

Doncic escapa de Van Rossom
Doncic escapa de Van Rossom acbmedia
Liga Endesa ACB Jornada 4

Finalizado

Era un partido de la cuarta jornada de Liga, pero pareció la continuación de la final de la temporada pasada. El Real Madrid superó al Valencia en La Fonteta (82-86) en un pulso apasionante que mezcló fiereza y talento y se decantó a favor de los blancos gracias a la rutilante hiperactividad de Doncic y a la imperturbable clase de Randolph. Entre ambos neutralizaron al campeón, que comenzó subido al avión de Green y acabó a hombros de Pleiss.

Cuentas pasadas, mensajes presentes y ambiciones futuras hicieron del duelo una oda a la intensidad. La reedición de la película entre los dos últimos finalistas de la competición resultó un febril intercambio de golpes con Green y Doncic como primeros protagonistas. Los dos referentes acapararon el balón y los focos con determinación. La joya eslovena alternó florituras de cara al aro y visión periférica para liderar el primer demarraje de su equipo (34-43, m. 19). El escolta estadounidense escapó de los grilletes madridistas, anotó a buen ritmo y con dos recuperaciones clave contuvo la escapada madridista.

Dos tiros libres de Green y un triple de Sastre sobre la bocina que anunciaba el viaje a los vestuarios ajustaron la contabilidad tras 20 minutos vibrantes (39-43, m. 20). El Madrid sufría para cerrar el rebote y perdía vuelo lastrado por sus porcentajes de tres (9 de 20, 45%) y desde el tiro libre (7 de 16, con un horripilante lanzamiento de Kuzmic que no tocó ni aro). Le costaba al Valencia encontrar la solidez en defensa y la continuidad en ataque. Pero no dejaban de subir las revoluciones sobre el parquet en busca de la victoria.

En el tercer cuarto se agigantó la figura de Pleiss. Con 11 puntos y cuatro rebotes en ese parcial, el pívot alemán puso en órbita al Valencia y desquició a sus rivales. Una zancadilla precisamente de Pleiss sobre Ayón, en la pelea por un rebote, derivó en un empujón del mexicano que, en el viaje al otro aro, decidió tomarse la justicia por su mano. La acción fue demoledora para el Madrid puesto que se saldó con una antideportiva a Ayón, una técnica a Laso y un parcial de 9-0 que completaba otro mayor de 13-3. Del 45-50 del minuto 25 se pasó al 58-53, a falta de 1m 50s para el final del tercer cuarto, tras otro mate poderoso de Pleiss.

Sin embargo, antes incluso de que Laso activara el plan de emergencias, el Madrid encontró a un acreditado bombero para sofocar a un Valencia encendido. Emergió Randolph como un titán con dos triples y ocho puntos consecutivos para contener la embestida taronja. Su eléctrica aparición dejó grogui al Valencia, que concedió un 2-10 en el inicio del cuarto final. Campazzo y Kuzmic ampliaron el roto hasta el contundente 68-78 que pareció dejar sentenciado el duelo a favor del Madrid a cuatro minutos del final. Pero la respuesta del conjunto de Vidorreta fue vehemente: cuatro triples seguidos.

Comenzó Thomas con dos bingos desde el 6,75 y le siguieron Sastre y Doornekamp con dos triples más, uno por barba (80-79, a 2m 10s). Era la hora de los valientes y todos miraban a los cabeza de cartel. Pero la sentencia del partido quedó inopinadamente en manos de un secundario. Un triple de Taylor desde el ricón de la pista colocó el 82-84 a falta de 33s y una bomba de Campazzo sobre Pleiss tras una recuperación de Ayón sentenció el triunfo del Madrid.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información