Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La peregrinación de Messi

El delantero, tras jugarlo todo esta temporada y responder al partido de altísima presión de Argentina en Quito, afronta sin pausa otro duelo vital ante el Atlético

Messi celebra su tercer gol a Ecuador. Ampliar foto
Messi celebra su tercer gol a Ecuador. AP

A pesar de ser el máximo goleador de la selección argentina (61) y de llevarla a cuatro finales —tres en la Copa América: 2007, 2015 y 2016; y otra en el Mundial de Brasil 2014—, a Messi se le recuerdan pocos partidos tan emblemáticos con la Albiceleste como el del pasado miércoles ante Ecuador en Quito. El equipo de Jorge Sampaoli agonizaba en las eliminatorias sudamericanas, hasta que el 10 rompió la sequía goleadora. Con su triplete ante Ecuador, Messi compró algo mucho más grande que los billetes de Argentina para Rusia 2018, silenció a sus eternos detractores, visitó el trono de Maradona. Habrá un antes y un después del duelo ante Ecuador en la vida albiceleste de Messi. Finalmente, se vistió de salvador. Una larga peregrinación para ganarse el reconocimiento unánime de la hinchada argentina. Y cuando Messi está contento, lo agradece el Camp Nou.

Leo se sacó un gran peso de encima. Todo el mundo sabe lo que significa la selección para él. Quería clasificar a Argentina, los goles ni le importan. Está feliz, aliviado”, cuentan desde el entorno de Messi. La alegría del rosarino, se celebra hasta en Brasil —“estoy muy feliz por Leo”, subrayó su amigo Neymar—, y por supuesto, en Barcelona. “Para el Barcelona es positivo que Messi se haya clasificado para Rusia. Todo lo bueno que le pasa a Leo, repercute en nuestro equipo”, explicó el capitán del Barça, Andrés Iniesta, en una entrevista en Radio Barcelona. “Pero ahora toca pensar en el Barça. Tiene que descansar un poco y poner la cabeza en el Atlético”, completan fuentes cercanas al 10 en referencia al duelo de mañana ante los rojiblancos en el Wanda Metropolitano.

El delantero azulgrana aterrizó en El Prat el miércoles por la noche después de su periplo con la Albiceleste. Y estaba tan satisfecho que hasta descansó. Con el permiso de Ernesto Valverde, claro. Los últimos cuatro internacionales que faltaban por llegar a Barcelona, Mascherano, Luis Suárez, Paulinho y Messi, estaban autorizados para ausentarse del entrenamiento de ayer por la mañana en la Ciudad Deportiva. Aunque cuenta con un solo día para preparar el partido contra el Atlético con toda la plantilla, el Txingurri entendía que sus muchachos necesitaban una pausa. Sobre todo, Messi. Desde que empezó la temporada, el 10 no se ha perdido ni un partido con el Barça (990 minutos, solo lo iguala Ter Stegen) ni con la selección argentina (acumuló 360 minutos más en las piernas en los dos parones de selecciones). Un total de 15 partidos y 1.350 minutos desde que empezó la campaña.

Récord con Suárez

A sus 30 años, el 10 no se cansa de jugar ni de marcar. Con su triplete ante Ecuador, lidera la tabla de los máximos goleadores de las eliminatorias sudamericanas (21). Un récord que comparte con su compañero en el Barça, Luis Suárez. El uruguayo, que firmó dos goles en los ochos partidos que ha disputado con la camiseta azulgrana en la temporada, cantó dos dianas en el último partido de Uruguay ante Bolivia. Y su entrenador, Óscar Tabárez se encargó de despejar las dudas sobre los problemas físicos del 9 del Barça. “Si esto fuera tan grave”, explicó el seleccionador uruguayo sobre las molestias de Suárez en la rodilla derecha, “los dirigentes del Barça ya habrían pedido operarlo. Está en un periodo donde quizás hizo una recuperación un poco asombrosa, pero más allá de los problemas físicos o de lesión que pudiera tener, estuvo parado e hizo la recuperación”.

Con Suárez recuperado y Messi motivado, Valverde piensa en el Atlético. El Txingurri, con el Valencia y el Athletic, no sabe lo que es vencer a Simeone (dos empates y ocho derrotas). Será el primero de un trajín de partidos sin tregua hasta el próximo parón FIFA. Al Barça le esperan siete duelos en 23 días, antes de que sus internacionales enfilen con sus selecciones.

Iniesta, en vías de recuperación

Iniesta no pudo completar el último partido del Barcelona ante Las Palmas en el Camp Nou, el pasado 1 de octubre. El centrocampista sufrió una elongación en el bíceps femoral de la pierna izquierda. Después de 10 días de trabajo específico, el volante manchego se entrenó ayer junto al resto de sus compañeros en la Ciudad Deportiva del Barcelona.

Más información