Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bernabéu se llena de banderas de España y cánticos de ‘Viva España’

La afición del Real Madrid enarbola miles de banderas en el partido contra el RCD Espanyol

Parte del público del partido entre el Real Madrid y el Español en el Santiago Bernabeu, este domingo.
Parte del público del partido entre el Real Madrid y el Español en el Santiago Bernabeu, este domingo. Getty Images

Mientras los jugadores del Real Madrid saltaban al campo a calentar, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy comparecía en la Moncloa. Algunos aficionados pegaban la oreja a la radio para escucharle. La comidilla, en la tribuna de prensa, eran las declaraciones y las lagrimas de Piqué en la zona mixta del Camp Nou. Fuera, mientras, se repartían cartulinas con la bandera de España y se invitaba a los hinchas a levantarlas en el minuto 12. Enfrente estaba el Espanyol. “Guárdalo en tu bolsillo y en el minuto 12 nos levantamos todos con la bandera porque nosotros somos el jugador número 12. TODOS SOMOS ESPAÑA”, rezaba el mensaje en la parte de atrás.

El "Todos somos España" estaba escrito con letras grandes y con los colores amarillo y rojo de la bandera. En los aledaños del estadio, hora y media antes del partido, se veían muchos aficionados que, motu proprio, se llevaron una bandera de España desde casa. Otras tantas colgaban de los balcones del Paseo de la Castellana y de otros barrios de la capital. Muchas también se vieron en las gradas del Bernabéu poco antes del comienzo del partido. Muchas más, por cierto, de las que suele haber en Chamartín en día de partido.

Los seguidores del Real Madrid muestran banderas españolas durante la celebración del encuentro.
Los seguidores del Real Madrid muestran banderas españolas durante la celebración del encuentro. AP

La hinchada las enseñó durante el himno del Madrid. Poco antes de que el árbitro pitara el comienzo del partido el estadio arrancó con “Qué vivaaaaa Españaaaaa”. Se guardaron las banderas en cuanto el balón echó a rodar. Y se volvieron a sacar en el minuto 12. La convocatoria funcionó, se levantaron las cartulinas y las banderas y, de nuevo, todos empezaron a cantar “Que vivaaaaaa España”.

No hubo pancartas en el estadio el día en que el Barcelona primero se negó a jugar contra Las Palmas y luego, ante el aviso de que perderían seis puntos, decidió que se jugaba pero a puerta cerrada. “Hemos decidido jugar con el estadio vacío para que el mundo vea cómo estamos sufriendo en Cataluña”, dijo el presidente del club, Josep Maria Bartomeu.

La Liga de Fútbol Profesional autorizó a la UD Las Palmas a jugar frente al Barcelona con una camiseta especial diseñada exclusivamente para la cita y en la que incluía la bandera de España.

"La UD Las Palmas podría haberse limitado a ser testigo mudo de esta encrucijada histórica o tomar partido. Nos decantamos por lo segundo. Decidimos bordar en nuestra camiseta una pequeña bandera española y la fecha de hoy, 1 de octubre de 2017, para testimoniar sin estridencias nuestra esperanza en el futuro de este país y en la buena voluntad de quienes convivimos en él, en busca del mejor entendimiento", anunció el comunicado de Las Palmas. Acto seguido, el Barcelona decidió cancelar la comida de directivas prevista con el equipo canario.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información