Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Levante y Valencia empatan en un intenso derbi valenciano (1-1)

Igualdad entre dos equipos que siguen invictos tras un partido en el que Rodrigo adelantó a los visitantes y que después igualó Bardhi

Rodrigo marca el primer gol ante el Levante.
Rodrigo marca el primer gol ante el Levante. EFE

Tablas en el derbi de la capital del Turia. En un partido igualado, disputado y con dos propuestas diferentes en cada banquillo, Levante y Valencia empataron a uno. Más valiente el Levante y más conservador el Valencia, hasta el final, donde ambos se conformaron con el empate, pero con la misma lectura en ambos bandos: la necesidad de delanteros con pegada, una certeza que golpeará como un martillo la sien de Marcelino hasta el mercado de invierno.

Desde los ocho años en las inferiores del Sporting en Mareo, ayer en el Ciutat de València. En el derbi de Valencia y a lomos de un caballo distinto. Muñiz y Marcelino, amigos desde la niñez, chocaron por primera vez en Primera después de enfrentarse tres veces en Segunda sin que ninguno lograra vencer. Uno aspira a que su equipa sobreviva y siga creciendo y el otro a que su equipo recupere la grandeza que ha ido dejándose en el camino. Objetivos diferentes al final del recorrido pero ayer uno inmediato: humillar al vecino. Granotas contra chotos por el dominio futbolístico de la capital. Valencia necesita que ese derbi se dispute siempre. No ganó ninguno. Otro empate entre los dos técnicos asturianos.

Levante

4-2-3-1

Juan Ramón López Muñiz

1

Raúl

3

Toño

19

Pedro López

15

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Postigo

6

Chema

10

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Bardhi

14

Ivi

24

Campaña

23

Jason

8

Jefferson Lerma

17

Álex Alegría

13

Neto

24

Garay

21

Montoya

4

Murillo

14

Gayá

18

Carlos Soler

10

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Parejo

16

Kondogbia

11

Cambio Sale Gonçalo Guedes

Andreas Pereira

19

1 goles Gol

Rodrigo

22

Cambio Sale Zaza

Santi Mina

Valencia

4-4-2 (D.P.)

Marcelino García Toral

Muñiz y su sentido de la justicia devolvieron al once a Bardhi y en el banco quedó Róber Pier, el multiusos granota -cubre tres posiciones, lateral derecho, central y medio centro- muy apreciado en el Levante pero invisible para Pepe Mel, que ha permitido, para regocijo azulgrana, su segunda cesión en Orriols.

Marcelino no pudo repetir pareja de centrales por las molestias de Gabriel. Ayer jugaron Garay-Murillo, cuarta pareja de centrales en cuatro jornadas de Liga. Guedes, todavía tieso físicamente, también fue reserva. Aunque lo que sorprendió fue la suplencia de Zaza. Marcelino, muy propenso a las rotaciones, optó por Santi Mina como socio de Rodrigo. El plan inicial estaba claro: juntar líneas, recuperar y, sin perder tiempo, soltar rápido arriba buscando la espalda de los centrales en la adelantada primera línea granota. Mina y Rodrigo apuñalaron esa espalda en velocidad, suerte que Raúl estaba atento. Ahí tiene un agujero Muñiz, que arriesga subiendo la línea defensiva y concede mucho. Quizás debería dar un pasito atrás.

Hasta el gol, la iniciativa era local pero las llegadas del Levante no eran claras. Soler, entrando en diagonal desde la izquierda, estuvo a punto de hacer el primero pero Raúl -y su disparo, muy tibio- lo evitó. Siete minutos más tarde un centro de Pereira, que se zampó Postigo, lo cabeceó a la red Rodrigo. El Valencia se desmelenó entonces; Mina remató al larguero y el cabezazo de Soler en el rechace fue para Raúl.

Empujó el Levante, que sabe encajar los golpes y no se descompone. Y empezó a arañar la piel del murciélago. A cinco del final, el talento del menudo Bardhi empató el partido. El macedonio bajó el balón con el pecho y lo aplastó contra la red, a quemarropa. Aparecían las ocasiones azulgrana. Neto se ensució los guantes rechazando de puños un centro desde la izquierda y Jason envió fuera una bonita acción combinativa del flanco izquierdo granota. El partido respondía a lo que se preveía. Muy táctico, de pizarra, de entrenador.

El duelo entre Jefferson Lerma y Kondogbia, los dos pilares maestros de cada bloque, uno de los alicientes en la previa, se acabó temprano. Apenas habían chocado en la primera parte cuando unas molestias en el colombiano obligaron a Muñiz a sustituirlo. Apareció Róber Pier, que cumplió, como siempre. El otro duelo era el Bardhi-Parejo, que ganó el macedonio.

Muñiz, que habitualmente lee bien los partidos y cambia el guion sobre la marcha, retiró a su delantero centro Alex Alegría y pasó a jugar con falso nueve dando entrada a Samu García. Era tiempo de entrenadores. Marcelino sacó a Pereira, que apenas desequilibró pero asistió en el gol a Rodrigo, y metió a Guedes a pierna cambiada en el ala izquierda. El Levante se hizo más grande. Toño superaba en velocidad a Montoya en un lado mientras que en el otro Jason cayó ante Murillo, que entró fuerte y con los dos pies por delante jugándose el penalti. Marcelino movió a sus peones: Guedes a la derecha, su zona habitual, y Soler a la izquierda. Zaza entró en el partido por Mina pero no tuvo influencia en el juego. Pese al gol de Rodrigo, al Valencia en punta le hace falta más pegada, al Levante también. El técnico del Valencia no hizo un tercer cambio.

Más información