Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla sobrevive al Liverpool en Anfield

Meritorio empate de los andaluces ante un rival muy superior en la primera mitad y luego maniatado por la gran eficacia del conjunto andaluz

Liverpool Sevilla Ver fotogalería
Correa marca el segundo gol del Sevilla. AP
Champions League Grupo E Jornada 1

FINALIZADO

El fútbol tiene estas cosas. El Sevilla, inferior en muchas fases del partido al Liverpool, se trajo un empate de oro del monumental Anfield en su estreno en la Champions League, donde sobrevivió gracias a una eficacia impresionante, su mejoría en la segunda mitad y el extraño paso atrás dado por su rival, que después de barrer al Sevilla intentó matarlo al contragolpe y se encontró con el empate de Correa. El Sevilla aguantó un chaparrón de llegadas y disparos del conjunto inglés, tan rápido como endeble en las dos áreas. El Liverpool incluso falló un penalti con el 2-1, todavía en la primera parte, pero también pudo perder cuando Muriel, con todo a favor, erró en el minuto 93.

El fútbol, que no entiende de más estadísticas que las goles, deparó un sensacional empate para el Sevilla. Los de Berizzo deben mejorar su juego, pero tienen siete vidas. El Liverpool, mucho mejor durante la mayor parte del choque, lo comprobó en sus carnes.

Liverpool

4-3-3

Jürgen Klopp

1

Loris Karius

18

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Alberto Moreno

12

Joe Gomez

6

Lovren

32

Matip

23

Emre Can

5

Wijnaldum

14

Henderson

9

1 goles Gol

Roberto Firmino

19

Mane

11

1 goles Gol

Salah

1

Sergio Rico

25

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Mercado

18

Escudero

21

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Pareja

4

Kjaer

10

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Banega

14

Cambio Sale Sarabia

Guido Pizarro

15

N'Zonzi

11

1 goles Gol

Joaquin Correa

16

Cambio Sale Corchia

Jesús Navas

9

1 goles Gol Cambio Sale Luis Muriel

Ben Yedder

Sevilla

4-3-3

Eduardo Berizzo

Quizás fuera demasiado temprano. Ponerse por delante en el marcador a los cinco minutos fue un regalo inesperado que se encontró el Sevilla, cuando Lovren falló de forma clamorosa en un centro al área de Escudero que Ben Yedder envió a la red. En esos cinco minutos ya se había esbozado el guion del choque. El ímpetu y la velocidad del Liverpool, empujado por el mítico Anfield, frente al infructuoso intento del Sevilla de controlar el balón y rebajar las pulsaciones de un choque que casi siempre se movió bajo las directrices del club inglés. Lejos de aminorar sus prestaciones, el tanto de Ben Yedder sostuvo la creencia de un Liverpool que sometió al Sevilla a un auténtico tormento. El conjunto de Berizzo fue machacado por la velocidad de Salah, Mané y un sensacional Alberto Moreno.

Las transiciones del conjunto inglés fueron supersónicas ante los apuros defensivos de un Sevilla que jamás olió el balón. Con un despliegue físico comandado por un excelente Wijnaldum, el Liverpool acumuló una llegada tras otra para someter al Sevilla a un tormento. Marcó Firmino después de un pase fantástico de Alberto Moreno y, cuando el choque pareció calmarse algo, Salah le robó un balón a N'Zonzi que acabó en la red después de un disparo del delantero que tocó en Kjaer. En el camino de un choque dominado a su antojo por el Liverpool, Rico realizó dos intervenciones de mérito y hasta Firmino erró un penalti que le dio cierto aire al Sevilla, que mereció salir goleado después de una primera parte fantástica del Liverpool.

Muriel tuvo el 2-3

El Liverpool decidió dar un paso atrás para intentar matar al Sevilla al contragolpe. Los de Berizzo tomaron el mando del balón, pero su dominio fue infructuoso. De hecho, apenas llegó al área rival. Los minutos se fueron consumiendo, Berizzo fue expulsado y hasta Coutinho, que reapareció, parecía preparar la fiesta del Liverpool. Lo que llegó fue el empate del Sevilla, hecho, curiosamente, por uno de los jugadores a los que le vino el partido grande, Correa. Muriel, un delantero de pinta formidable, arremetió con todo y el balón le llegó al argentino, que marca los goles difíciles.

Liverpool buscó a las bravas el 3-2 y se encontró, sin embargo, con una clara ocasión de Muriel para hacer el 2-3. Hubiera sido el colmo de la eficacia en sevillista y la demostración evidente de lo débil que es el conjunto de Klopp, que se las tuvo con el banquillo andaluz, en las dos áreas.

Más información