Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lee también deja el Barcelona

Solo uno de los diez jugadores sancionados por la FIFA sigue en el club

Lee. en un partido del Juvenil A en la temporada 2015-2016.
Lee. en un partido del Juvenil A en la temporada 2015-2016.

Lee Seung-woo, el Messi surcoreano, dejará de ser jugador del Barcelona. Lee, que firmará por cuatro años con el Hellas Verona, fue el primero de los diez jóvenes por los que el Barça fue sancionado por la FIFA. El club no pudo fichar en dos periodos de traspasos y los implicados no jugaron durante un tiempo. Abdoul Mazid, el primero en salir, se marchó al conocerse la sanción; de los nueve restantes, solo Ben Lederman viste de azulgrana.

Lee Seung-woo. 19 años. Llegó en 2011 y la sanción frenó su progresión hasta 2016. No entraba en los planes de Gerard en el filial y ocupaba plaza de extracomunitario, cuyas dos fichas están reservadas a Vitinho y Lozano. Fichará por el Hellas Verona por 1,5 millones y el Barça se reserva una opción de recompra.

Paik Seung-ho. 20 años. Aterrizó en 2009 y fichó por el Girona. Su presencia en el Barça B ha sido testimonial: dos partidos en dos temporadas.

Jang Gyeol-hee. 19 años. El tercer surcoreano en llegar en 2011. No renovó y fichó por el Asteras Tripolis de Grecia.

Théo Chendri. 20 años. Pese a escalar en el juvenil, en 2016 no renovó y fichó por el Nantes. “No estoy dolido con el club, apostaron por otros y yo me tuve que ir, la vida sigue”, cuenta a este diario.

Bobby Adenkaye. 18 años. Fichado en 2011, fue cedido al PSV durante la sanción. Regresó en 2015, cuando ya podía jugar con el Barça, pero se marchó libre al Liverpool.

Patrice Sousia. 18 años. Un caso muy delicado. La Fundación Eto’o le trajo al Barça pero la sanción le impidió jugar hasta el pasado enero. La FIFA le prohibió tener contacto con el club y tuvo que marcharse de la Ciudad Deportiva. Ha fichado por la Damm.

Ben Lederman. 17 años. Es el único que continúa en el Barça. El estadounidense no podía jugar hasta 2018, pero consiguió la nacionalidad polaca y en febrero de este año debutó en el Juvenil B.

Takefusa Kubo. 16 años. Uno de los más prometedores. Llegó en 2008 pero un año después de la sanción, regresó a Japón. En Barcelona no podía vestirse de corto hasta 2019. El Barça sigue atento a sus actuaciones en el FC Tokyo.

Kais Ruiz. 15 años. Fichado con seis años, la sanción le impedía jugar hasta 2018, por lo que en 2015 se marchó al PSG. “Cuando cumpla la edad reglamentaria, volverá al Barcelona”, aclaró Bartomeu. Habrá que ver qué dice el PSG.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información