Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga se entromete en el fichaje de Neymar y no aceptará el dinero de su cláusula

La entidad que preside Javier Tebas cree que las cuentas del PSG incumplen el juego limpio financiero

Fichaje Neymar
Javier Tebas. EFE

La Liga se ha entrometido de lleno en el fichaje deNeymar por el PSG. La entidad que preside Javier Tebas ya había anunciado en varias ocasiones que denunciaría el traspaso por incumplimiento del fair play financiero. Ahora, Tebas ha ido un paso más allá con un arma sacada de su propia casa para impedir que la competición española se quede sin una de sus estrellas: la cláusula. 

Cuando la posibilidad del fichaje de Neymar comenzó a parecerse más a una realidad que a un rumor, Bartomeu, presidente del Barcelona, se vio obligado a cambiar el discurso que hasta ese momento había mandado en el club. Del "se queda" de Piqué se pasó a "si Neymar quiere irse, que pague la cláusula". Este mismo miércoles, después de que Neymar les comunicara su intención de marcharse, el club azulgrana reforzó su postura: si quiere al jugador, el PSG tiene que abonar los 222 millones de euros estipulados en el contrato del futbolista brasileño.

El trámite para el pago de la cláusula se ejecuta en la sede de La Liga. Normalmente, se realiza con un cheque que emite el club que ficha a favor del club de procedencia. Para hacer este proceso hay varias fórmulas. Lo habitual es que se personen el jugador y el club, o un apoderado de los dos, pero el único imprescindible es el futbolista (o su representante), que es quien rompe el contrato. 

Sería la primera vez que La Liga no aceptaría el pago de una cláusula. Al menos por los motivos que el presidente ha expuesto en una entrevista con el Diario As, donde ha anunciado que ya tiene la denuncia lista para presentarla ante la UEFA, la Unión Europea y la Corte de Suiza. De hecho, Tebas va más allá del fichaje de Neymar, y centra la atención en la competencia desleal que ejerce el PSG por la opacidad en sus ingresos por patrocinio, algo que considera dopaje económico. 

Esta misma semana, Andrea Traverso, director ejecutivo de fair play financiero y sostenibilidad de la UEFA, aseguró que la organización que rige el fútbol continental investigará la operación de Neymar y destacó que el PSG, como todos los clubes de Europa, tiene que demostrar que no tiene pérdidas por más de 5 millones de euros en un plazo de tres años. Un límite que se puede exceder hasta 30 millones si los accionistas cubren esa deuda.

Pero esto no parece ser clave para la entidad que preside Tebas y pone el foco en la inversión del club a través de sus patrocinios. El reglamento europeo no permite que un patrocinador suponga más del 30 por ciento de la cifra de negocio, pero esta norma es fácil sortearla si tienes más de un patrocinador. Lo que está en duda, según la Liga, es el valor de unos patrocinios que podrían enmascarar pérdidas. La normativa de la UEFA contempla la posibilidad de adaptar las cantidades pagadas por el patrocinador en función del valor de mercado real del patrocinio. Para Tebas no parece creíble que el PSG tenga más ingresos comerciales que clubes como el Real Madrid o el Manchester United, que cuentan con una masa social mayor.

En La Liga aseguran que esta batalla contra el dopaje financiero no es de ahora y que llevan más de un año denunciando esta situación. Sin embargo, es ahora, con el fichaje inminente de Neymar, cuando su presidente ha sacado toda la artillería contra las cuentas del PSG, el club que se lo quiere llevar de su competición. 

Más información