Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Achraf, el lateral que llama a la puerta de Zidane

El canterano de 18 años, internacional con Marruecos, es el principal candidato a ocupar el hueco de Danilo en el Madrid

Achraf ante Martial durante el debut del Madrid ante el United.
Achraf ante Martial durante el debut del Madrid ante el United. AFP

Achraf Hakimi (Getafe, 18 años) tenía todo preparado para marcharse al Alavés este verano. Tras un año en el Castilla, el Madrid y su entorno habían tomado la decisión de dar el salto a Primera con una cesión al equipo vitoriano. Ahora, el joven lateral, internacional absoluto con Marruecos, su país de origen, está más cerca de formar parte de la plantilla del Madrid que de la del Alavés. Arra, como le denominan sus compañeros por cuestiones fonéticas, estaba señalado en rojo en todos los informes técnicos del club como un jugador con potencial para el primer equipo. Finalizada su etapa como juvenil, la hoja de ruta marcaba una cesión de un año en la máxima categoría para coger experiencia antes de integrarse en el grupo de Zidane. Pero la marcha de Danilo al Manchester City ha precipitado los acontecimientos.

Lateral fino, espigado y de zancada elegante, su figura siempre ha evocado a la de un estilista del mediofondo. A ello añade unas condiciones físicas privilegiadas que le han hecho ir un paso por delante de sus compañeros de generación en los últimos años. Dentro del campo, le permiten repetir grandes esfuerzos una y otra vez a lo largo del partido sin dar grandes muestras de fatiga. Achraf llegó a Valdebebas con 11 años y a los 18 ya está realizando su segunda pretemporada con el primer equipo, con el que todavía no ha debutado oficialmente. El domingo, en el estreno de los de Zidane frente al Manchester United, disputó 45 minutos con muy buena nota, al igual que el resto de canteranos.

El chico, que tiene en Marcelo a su gran referente pese a tener más similitudes futbolísticas con Carvajal, quiere quedarse y está decidido a convencer al técnico durante la gira por Estados United. Lateral desde que ingresó en La Fábrica, Achraf es un portento físico al que le gusta incorporarse al ataque. “Soy un goleador. Marco muchos tantos por torneo”, asegura en su ficha en la web del Real Madrid. Su vocación ofensiva no suele hacerle descuidar las tareas defensivas, aspecto que viene trabajando en los últimos años, primero con Luis Miguel Ramis y después con Santiago Solari. Frente al Manchester no sufrió atrás y se prodigó bien arriba, doblando al extremo argentino Franchu, también canterano

Generación prometedora

Zidane es consciente de que el chico está preparado, pero también sabe que un año sin muchas oportunidades podría cortar su progresión. El técnico y el club todavía no han tomado la decisión definitiva, algo que harán y comunicarán de forma interna antes de regresar a Madrid. Lo que parece prácticamente descartado es acudir al mercado en busca de un recambio, así como que Achraf intercale el primer equipo con el filial. Según el entorno del jugador, la decisión de no continuar en el Castilla es definitiva y su futuro pasa o por el primer equipo del Madrid o por jugar en el Alavés. Si se marcha a Vitoria, la solución será aprovechar el abanico de recursos que ofrece Nacho y ascender al canterano Álvaro Tejero, un polivalente lateral muy bien valorado por Zidane, en caso de que fuera necesario.

Ambos, Achraf y Tejero, forman parte del grupo de los ocho canteranos que el técnico francés se ha llevado a Estados Unidos. Al margen del segundo y Quezada— nacidos en 1996—, el resto integran la generación de 1998, que viene de cerrar su etapa juvenil con un triplete a las órdenes de Guti. Todos, salvo el meta Luca, que no participó el domingo, se reivindicaron ante el United. Óscar Rodríguez, talentoso volante, es el líder de una camada en la que anota Dani Gómez, desequilibra el argentino Franchu, pone orden Hernando y sobresale Achraf, el primero en la lista de Zidane.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.