Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oscar Fle, el único presidente que siempre ha votado en contra de Villar

El responsable de la federación aragonesa ha ejercido la resistencia contra el dirigente encarcelado durante 14 años

Óscar Fle, presidente de la Federación de Aragón.
Óscar Fle, presidente de la Federación de Aragón. EL PAÍS

El martes pasado, mientras estaba en una oficina bancaria, Óscar Fle (Zaragoza, 73 años), presidente de la federación territorial aragonesa de fútbol, recibió un mensaje en su teléfono móvil que le informaba de que la Guardia Civil había entrado en La Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Catorce años atrás, en el mismo despacho de Ángel María Villar que permanece precintado desde el martes, había iniciado su oposición al ahora encarcelado presidente.

En esos 14 años, Fle puede presumir de haber sido el único presidente de territorial que ha votado en contra de toda iniciativa que tiene que ver con la gestión económica de la Federación. “En 2003 yo era miembro de la junta directiva de Villar y presidente de la Comisión de 2ª B. Me llegaron denuncias de irregularidades desde dentro y fuera de la casa”, rememora Fle. “Le comenté de la existencia de esas irregularidades y me dijo que tranquilo, que de eso se ocupaba él y que en todas las casas pasaban cosas así. Así que le dije que yo dimitía como miembro de la junta directiva porque había que abrir una inspección”.

Desde su dimisión, Fle se convirtió en el único opositor permanente a la gestión de Villar y de su vicepresidente económico Juan Padrón. “Villar es un falso y Padrón es un déspota, y los dos se han aprovechado muy bien de su paso por la Federación. El auto del juez dice que se han aprovechado de la mejor generación de futbolistas españoles de la historia para firmar amistosos”, asegura. En su caso, el demoledor auto del juez Santiago Pedraz que ha encarcelado a Villar describe lo que supone estar en la trinchera opositora. “El aragonés y el andaluz vendrán a donde tienen puesto estatutariamente, a todo lo demás no van a venir a nada. El nombramiento de la junta directiva es mío, no los nombraré ni de coña”, le espeta Villar a Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE) y uno de sus mayores defensores, en una de las conversaciones grabadas por la Unidad Central de Operaciones de la Guardia Civil (UCO). “Apenas convoca reuniones con las territoriales para no tener que verme. Lo habrá hecho tres o cuatro veces en estos cuatro años. Lo que hace es que cuando convoca a la junta directiva, en la que yo no estoy, organiza reuniones aparte con los presidentes de territoriales afines. Me decían que yo estaba loco y muchas veces he sentido que predicaba en el desierto”.

Fle asegura que no habla con Villar y Padrón desde 2003. “Cuando coincidimos en la Asamblea o en alguna reunión en la que puedo estar y le hago una pregunta incómoda él responde: ‘Siguiente pregunta’. Es una muestra más de su despotismo”.

Las grabaciones de la UCO también radiografían cómo supuestamente Villar compra las voluntades de los presidentes de las territoriales. “Nosotros no hemos solicitado créditos como otras territoriales para saldar las deudas, no hemos recibido un duro de más de lo que nos corresponde. Hemos hecho siempre presupuestos austeros. Tengo el honor de decir que nunca hemos recibido prebendas, no las hemos necesitado, ni yo tampoco”.
Fle maneja un presupuesto de 1.600.000 euros, de los cuales unos 400.000 le vienen de la Federación, “el resto proviene de patrocinadores, las licencias y de los clubes”, apostilla.


Asamblea sospechosa

Este exjugador de fútbol, que no pasó de Tercera División y que también jugó en la máxima categoría del balonmano español en el San Fernando zaragozano, opina que el descabezamiento de la Federación y el terremoto que sacude al fútbol español no debe verse como algo malo. “Todo lo contrario, es el momento de la regeneración. Esa casa es un foco de indecencia, incompetencia, nepotismo y de prácticas mafiosas. Hay empleados dignos y responsables, mis críticas son para los gestores. No hay que olvidarse del escándalo de Santa Mónica, del caso Haití, de la perdida patrimonial, de los casos del Recre y del Marino y de los 82,5 millones de desajustes en las cuentas”.

El descabezamiento de la Federación por el encarcelamiento de Villar y Padrón puede desembocar en una junta gestora que salga de la asamblea federativa que se celebrará el próximo miércoles. “El Consejo Superior de Deportes debe intervenir debidamente, tiene que haber una junta gestora que luego convoque elecciones, pero no deben estar los asambleístas que aparecen en el auto del juez”, sostiene Fle con vehemencia. “El auto dice que Marcelino Maté supuestamente cobraba 3.000 euros al mes que no le corresponden”, advierte sobre el presidente de la territorial castellanoleonesa, al que se apunta como uno de los candidatos a presidir la junta gestora y hombre de confianza de Villar. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.