Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Récord de ingresos en el Barcelona

El club azulgrana factura 708 millones de euros, pero su beneficio neto se redujo un 38% respecto de la temporada anterior

Los jugadores del Barça se entrenan en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. Ampliar foto
Los jugadores del Barça se entrenan en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. AFP

La semana pasada la Revista Forbes publicó un informe sobre los clubes deportivos más valiosos del mundo. La lista la lideraba un equipo de fútbol americano, los Dallas Cowboys, con un valor de 4.200 millones de dólares (3.644 millones de euros). Lo sigue los New York Yankees (Béisbol), con 3.700 (3.210), y el podio lo cierra un club de fútbol, el Manchester United, con 3.690 (3.202). El Barcelona figura en la cuarta posición, con 3.640 (3.158), por delante del Real Madrid, quinto, con 3.580 (3.106). El Barça elevó su valor en un 2% respecto del año pasado, una cifra que no se entendería sin los 708 millones de euros que ingresó el club azulgrana, cifra récord en la historia del club.

A pesar de que quedó segundo en la Liga y fue eliminado de la Champions en los cuartos de final, el Barcelona elevó sus ingresos respecto a sus expectativas (había presupuestado 695 millones), un aumento del 4,3% con relación al ejercicio del curso pasado. Sin embargo, el club azulgrana no cumplió con lo esperado en sus beneficios netos: generó 18 millones por los 21 que tenía proyectados. La perdida en la rentabilidad cobra mayor relevancia cuando se la compara con el balance de la temporada pasada, en un 38% menor.

En cada nuevo balance azulgrana se presta especial atención a la masa salarial deportiva. Nunca es un dato menor en el Barça, mucho menos después de cerrar las renovaciones de Piqué, Busquets, Ter Stegen, Luis Suárez, Neymar y Messi. El club informó de que la masa salarial de la temporada 2016-2017 se instaló en el 66%, menor que el año pasado cuando alcanzó el 69%, pero mayor de el estimado: el club había planeado que los sueldos de los deportistas no superen el 59%.

La buena noticia, en cualquier caso, es la reducción de la deuda. Hoy en 247 millones de euros, 24,5 menos que en el ejercicio anterior. El club necesita colocarla por debajo de los 200 millones para comenzar las obras del Espai Barça. Se empieza a encaminar la construcción del nuevo estadio, una vez que la Comisión de Ecología, Urbanística y de Movilidad de Barcelona dio por bueno el plan inicial para realizar los modificaciones en el Camp Nou y en el Palau.

La construcción del estadio, planeada para 2018, y alcanzar la cifra de 1.000 millones de euros en ingresos en 2021, son dos de los grandes objetivos de la junta directiva de Josep Maria Bartomeu. Por ahora, los números lo avalan.

Más información