Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kepa saca pecho en el Europeo de Donnarumma

El del Athletic, con dos goles encajados, se muestra como el portero más solvente y con mejores números de un campeonato al que el italiano y Pickford llegaron con mayor caché

Kepa, ante Portugal.
Kepa, ante Portugal. AFP

En un Europeo al que Donnarumma llegó con la etiqueta de mejor portero y líder generacional, y en el que los casi 40 millones que pagó el Everton encumbraron la figura de Pickford, el meta inglés, Kepa ha dado un golpe en la mesa. El guardameta del Athletic ha confirmado su gran temporada en un campeonato en el que por solvencia y números ha estado un escalón por encima de Pickford y Pollersbeck, portero alemán, y dos de Donnarumma, fuertemente criticado en su país por su actuación en el Europeo, en el que los rumores en torno a su futuro parecen haberle sobrepasado. El italiano se despidió del torneo con seis goles encajados, uno y medio por encuentro, un dato pobre para el que se cataloga como el portero del futuro, y una sensación de inseguridad constante.

Todo lo contrario que Kepa, capaz de transmitir esa tranquilidad tan decisiva y necesaria en este tipo de torneos. El español llega a la final con el mejor promedio de los cuatro porteros de las cuatro mejores selecciones. Con 0,66 goles encajados por partido, lidera levemente la tabla por delante de Pollersbeck, con quien se las verá mañana, y Pickford, ambos con una media de 0,75 goles recibidos. Pero además, el guardameta español de 22 años es el que más ha parado de todos, especialmente en las situaciones más críticas, las de uno contra uno. Al del Athletic, que registra un 85 % de acierto en sus intervenciones con 12 paradas, solo han podido superarle en dos ocasiones y ambas fueron desde fuera del área, una de ellas con la mala fortuna de un rebote en las piernas de Vallejo. 

Dentro de su rectángulo se ha mostrado imbatible. El disparo a quemarropa que le sacó a Pellegrini en la primera parte ante Italia fue el último ejemplo de su nivel en el torneo, en el que ha parado todo lo que ha llegado desde dentro del área: 100 % de efectividad. Seguro y sin ningún error en los tres partidos que ha defendido la puerta de España, estuvo notable ante Macedonia y Portugal y fue junto a Saúl y Ceballos el más decisivo ante Italia. Si los de Luigi Di Biagio no se adelantaron en la semifinal fue únicamente por su culpa. El meta español estiró su buen campeonato luciendo su mejor versión en el día más importante hasta la fecha. Solvente con los pies, seguro por arriba y certero bajo los palos, Kepa ha sacado pecho en un Europeo al que llegó bajo la sombra de otros.