Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Warriors fulminan a los Spurs y se plantan en la final avalados por un 12-0 en los ‘playoffs’

Curry y Durant rematan en San Antonio (115-129) en el posible último partido de Ginóbili

Los Warriors, con el trofeo de campeones del Oeste. Ampliar foto
Los Warriors, con el trofeo de campeones del Oeste. AP

Los Warriors añadieron otro récord a su extraordinaria cosecha y se plantaron en la final de la NBA tras barrer a los Spurs (4-0 y 115-129 en el cuarto partido) de la misma forma que antes se habían deshecho de Portland y Utah.

Nunca un equipo había alcanzado la final tras sumar un 12-0 en los ‘playoffs’. Solo los Lakers de Shaquille O’Neal y un jovencísimo Kobe Bryant habían llegado invictos a la lucha por el título, pero en la temporada 2000-2001, cuando la primera ronda se disputaba al mejor de cinco y no de siete como ahora. Tuvieron bastante con un 11-0 para plantarse en una final que ganaron por 4-1 a Philadelphia Sixers de Allen Iverson.

SAN ANTONIO, 115; GOLDEN STATE, 129 (0-4)

Golden State: Curry (36), Thompson (10), McCaw (6), Durant (29), D. Green (16) –equipo inicial-; West (4), McAdoo (0), Iguodala (7), McGee (2), Livingston (5), D. Jones (2), Clark (12) y Barnes (0).

San Antonio: Mills (14), Ginóbili (15), Green (9), Simmons (13), Aldridge (8) –equipo inicial-; Murray (9), Pau Gasol (14), Bertans (2), Dedmon (3), Forbes (8) y Anderson (20).

Parciales: 19-31, 32-34, 27-31 y 37-33.

ATT Center de San Antonio. 18.521 espectadores.

El partido en el ATT Center fue especialmente emotivo puesto que pudo ser el último de Manu Ginóbili. El alero argentino, de 39 años, al igual que la pasada temporada, explicó que dejará pasar unos días antes de anunciar si se retira o continúa un año más.

El encuentro fue una nueva demostración de superioridad de los Warriors. Los Spurs, que ya afrontaron la serie con la baja de Parker, solo tuvieron opciones mientras contaron con su estrella Kawhi Leonard. Con él, incluso dominaron durante buena parte del primer partido, pero cuando se lesionó en el tercer cuarto, los Warriors remontaron 25 puntos. A partir de entonces y ya sin Leonard, baja en el resto de la serie, fueron de victoria en victoria.

Los Warriors fulminan a los Spurs y se plantan en la final avalados por un 12-0 en los ‘playoffs’

La cuarta tuvo como principales protagonistas a Stephen Curry, con 36 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias, y Kevin Durant, con 29 puntos y 12 rebotes. Los Spurs, que tampoco pudieron contar con David Lee, fueron a remolque desde el primer cuarto. Kyle Anderson fue su máximo anotador con 20 puntos. Ginóbili, titular, sumó 15 puntos, 7 asistencias y 3 robos de balón. Y Pau Gasol añadió 14 puntos, 9 rebotes y 3 asistencias en los 23 minutos que jugó.

Popovich elogió a Ginóbili. "Es un jugador y un ser humano especial. Es uno de esos tipos que llegan a ser el corazón y el alma de un equipo por su ejemplar competitividad. Atesora la misma feroz actitud que Kobe Bryant y Michael Jordan, que Magic Johnson y Larry Bird. Siempre jugó con ese mismo ardor. Es una parte crucial de cualquier éxito que hayamos conseguido", cerró el entrenador de los Spurs.

Los Warriors jugarán la final por tercer año consecutivo y su rival, como los anteriores, podría volver a ser Cleveland Cavaliers, que domina en la final del Este a los Celtics por 2-1. El equipo de LeBron James ganó el anillo en 2016. Un año antes la victoria había sido para la escuadra de Stephen Curry. La final empezará el 1 de junio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información