Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sporting certifica su descenso a pesar de ganar por primera vez esta campaña dos partidos consecutivos

Deportivo y Leganés mandan a los asturianos a Segunda tras empatar ante Villarreal y Athletic, que se jugarán en la última jornada los puestos de Europa League con la Real Sociedad

Sporting
Futbolistas del Sporting sobre el césped de Ipurua tras conocer su descenso a Segunda División. EFE

Edificó el descenso a lo largo de muchas jornadas, pero justo el Sporting se fue a Segunda cuando fue quien de ganar por primera vez esta temporada, dos partidos seguidos. Lo consiguió en Ipurua ante el Eibar (0-1) después de lograrlo la semana anterior contra Las Palmas, pero Leganés y Deportivo sumaron en sus desplazamientos a Bilbao (1-1) y Villarreal (0-0) y el equipo de Gijón vuelve a la división de plata dos años después de abandonarla, lo hace de la mano de Osasuna y Granada, que ya habían certificado su descenso.

El palo fue descomunal para el Sporting, que creyó hacer sus deberes. “Si ganamos los dos partidos que nos quedan nos salvaremos”, fue el mensaje que se envió durante toda la semana desde la caseta asturiana. Cerrarán la competición en casa frente al Betis, pero ese partido ya será apenas un trámite. Todo se tiñó de esperanza para ellos con un gol de Burgui poco antes de que se cumpliese la media hora de partido en Eibar. Había salido al campo mandón el cuadro vasco, que sabía que si vencía aseguraba la octava plaza final, pero el Sporting creció con el paso de los minutos. Burgui, su mejor hombre en esta recta final de temporada, marcó poco antes de la media hora al cruzar con la zurda sobre la salida de Riesgo tras pase de Moi Gómez. La mirada sportinguista hacia los otros dos escenarios de los que dependía era alentadora porque el Leganés perdía desde el minuto 14 en San Mamés y el Deportivo sufría para mantener la igualada ante el Villarreal.

Piña de futbolistas del Leganés para festejar su permanencia en la máxima categoría.
Piña de futbolistas del Leganés para festejar su permanencia en la máxima categoría. EFE

El Sporting debió sentenciar antes de abocarse a un final apretado en su partido. Lo pudieron hacer Cop y Vesga al poco de iniciarse la segunda parte, pero sus errores le dieron vida al Eibar. Con todo, el cuadro vasco apenas inquietó a Cuéllar en un disparo de Rivera, un exjugador del Oviedo, que se estrelló en el palo cuando quedaba un cuarto de hora para el final.

Ocurrió que con el paso de los minutos el Deportivo resistía el asedio en Villarreal y que a la hora de partido una excelsa cuchara de Gabriel, travestido en Laudrup, habilitó a Szymanowski para empatar el partido en San Mamés. En ese momento el Sporting estaba descendido, pero también era cierto que un gol en cualquiera de los dos campos a los que miraba, siempre que no fuese del Deportivo, le daba vida. Pero ya nadie más marcó. Y el Sporting se fue a Segunda. “Nos sabe fatal, hemos trabajado mucho, pero nuestros rivales han hecho mejores números que nosotros”, explicó al final Rubi, que vive su segundo descenso consecutivo tras caer también el año pasado cuando dirigía al Levante. “Ha sido imposible no enterarte de los demás resultados”, describió con una sonrisa de alivio Pepe Mel, el entrenador del Deportivo. Su equipo supo sufrir y pese a que solo ha ganado un partido de los últimos diez que ha jugado llega al objetivo de la permanencia por tercera campaña consecutiva.

Bakambu, delantero del Villarreal, intenta el remate ante la oposición de Albentosa.
Bakambu, delantero del Villarreal, intenta el remate ante la oposición de Albentosa. AFP

Triple fallo en la lucha por Europa y ventaja para el Villarreal

Tanto los gallegos como el Leganés supieron sacar el punto que necesitaban en campos de equipos de superior nivel y que además pelean por acceder a la Europa League la próxima temporada. Todo sigue como estaba en esa disputa porque no solo empataron Villarreal y Athletic sino que también lo hizo la Real Sociedad, incapaz de superar (2-2) a un Málaga que acaba la temporada como un avión. Hace un año el Villarreal llegó a la cuarta posición final para ganarse el derecho a jugar la eliminatoria previa de la Liga de Campeones tras sumar 64 puntos. Hoy esa misma cota no le garantiza el acceso a la Europa League a falta de una jornada. Al menos aventaja en un punto a Athletic y Real Sociedad. Entre los tres se repartirán la quinta, sexta y séptima plaza, con la particularidad de que esta última solo otorgaría el pasaporte continental si el Alavés no gana la final de Copa al Barcelona. Y en todo caso obligaría a disputar dos eliminatorias previas antes de acceder a la fase de grupos.

La Real tuvo la opción de sobrepasar a sus rivales en esa carrera, pero al final se tuvo que dar por satisfecha con un postrero gol de Jon Bautista que rescató un empate. Adelantó Prieto a los donostiarras al transformar un penalti cometido sobre Illarra, pero Luis Hernández empató antes del descanso y Recio lo hizo a falta de un cuarto de hora. Sendos triunfos de Villarreal y Athletic hubiesen sido nefastos para las aspiraciones del equipo que prepara Eusebio Sacristán, pero llegan a la última jornada con opciones. Deberán visitar al Celta, ya en retirada tras su decepción continental y derrotado en Mendizorroza por el Alavés (3-1), mientras el Villarreal se desplazará hasta Valencia y el Athletic al Vicente Calderón.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información