Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Betis destituye a Víctor, despedido tres veces en menos de un año

El exfutbolista verdiblanco Alexis entrenará al conjunto andaluz en las dos últimas jornadas de Liga por un técnico que ya salió del Deportivo y el Olympiacos

Víctor Sánchez del Amo, en la banda de Butarque.
Víctor Sánchez del Amo, en la banda de Butarque. EFE

“Es una vergüenza. Los jugadores están tirando el escudo del Betis y, cobrar, siguen cobrando”. Son las palabras de un dirigente desesperado, la del presidente del Betis, Ángel Haro, después de la dura derrota del conjunto andaluz ante el Leganés (4-0).Un capítulo más en la mala trayectoria deportiva del conjunto andaluz que ha provocado la destitución de Víctor Sánchez del Amo, el segundo entrenador del conjunto verdiblanco en la actual temporada. Cuando restan dos jornadas para el final de la campaña, elexfutbolista canario Alexis, junto al preparador físico Marcos Álvarez, se hará cargo de la primera plantilla bética, absolutamente divorciada con el cuerpo técnico y los dirigentes hispalenses. La decisión ha sido tomada por el consejo de administración de la entidad andaluza, reunido de urgencia en el estadio Benito Villamarín. Alexis jugó en el Betis de 1993 a 2000 y fue segundo entrenador entre 2004 y 2006. Se trata de la tercera destitución de Víctor en menos de un año, ya que salió del Deportivo a finales de mayo de 2016. Luego, fichó por el Olympiacos, donde apenas duró mes y medio para abandonar el club griego a principios de agosto. Justo después de caer ante el Hapoel Beer Sheva en la previa de la Liga de Campeones. Ahora acaba de ser destituido en el club bético. Un hecho poco común en el mundo del fútbol.

El Betis, con 37 puntos, ha logrado la permanencia más fácil que se recuerda, pero ha quedado lejos del salto de calidad prometido por sus dirigentes el pasado verano, cuando el objetivo al contratar a Gustavo Poyet era estar entre los 10 primeros de la Liga (ahora esa meta se encuentra a 14 puntos). En la 15ª plaza, con solo dos triunfos en los últimos ocho encuentros, el Betis ha sido goleado en las últimas jornadas por rivales como Granada (4-1), Las Palmas (4-1), Alavés (1-4) y Leganés (4-0), derrotas consideradas como afrentas por su afición, que ha manifestado en el Benito Villamarín su hastío por la realidad deportiva de un club que vive en permanente convulsión.

Los dirigentes béticos, el presidente Ángel Haro y el vicepresidente José Miguel López Catalán, llegaron al poder del Betis gracias al apoyo de los accionistas y a que parte de las acciones que pertenecen al anterior propietario, Manuel Ruiz de Lopera, se encuentran en litigio judicial. El conjunto verdiblanco, después de lograr la permanencia de manera muy justa la pasada campaña, contrató a Miguel Torrecilla como director deportivo en busca de un salto de calidad. La planificación del técnico que trabajó con cierto éxito en el Celta se tradujo en el fichaje de Gustavo Poyet (destituido en la 10ª jornada) y la llegada de 12 fichajes que apenas han ofrecido el resultado apetecido. Como resultado, además, una amalgama de nacionalidades en un vestuario donde solo Joaquín y Adán han mantenido cierta unidad de acción para que el equipo, al menos, haya evitado la catástrofe del descenso. El conjunto andaluz ascendió a Primera División en 2015 de la mano de Pepe Mel.

El Betis acumula 19 derrotas ya en esta temporada, el segundo peor registro de su historia. Víctor ha dirigido al club andaluz en 25 partidos de Liga, de los que ganó siete, empató cinco y perdió 13. En la Copa del Rey, cayó ante el Deportivo en la primera eliminatoria que le tocó afrontar. Lo curioso de la decisión tomada por los dirigentes del Betis (la rescisión del contrato de Víctor es de 500.000 euros al tener contrato en vigor) es que hasta hace un par de semanas los responsables del club confirmaron de manera pública que Víctor era el entrenador del Betis para la próxima campaña. La deriva deportiva y social de la entidad andaluza puede desembocar en un cambio institucional en la junta general de accionistas que podría celebrarse el próximo verano a la conclusión de esta gris temporada.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información