Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Enrique: “Como soy más radical que Piqué mejor no me pronuncio”

El entrenador del Barcelona viaja a Granada sin el defensa, por decisión técnica, ni Messi, sancionado, a quienes defiende de las críticas

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique.

No vacila Luis Enrique. Aunque sabe medir muy bien sus palabras. Tenía claro que se hablaría menos de fútbol que de otras cosas justo un día antes de viajar a Granada para seguir sumando en su persecución al Madrid, dos puntos más y un partido menos, a la cabeza de la clasificación de la Liga. Sabía que le preguntarían sobre la sanción a la estrella de su equipo, Leo Messi, y sobre las polémicas palabras del siempre efervescente Piqué. Y había decidido de antemano que saldría en defensa de sus jugadores, protagonistas de las jornadas previas aunque ninguno de los dos estará este domingo en el Nuevo Estadio de los Cármenes: el primero es baja por acumulación de tarjetas; el segundo, por decisión técnica.

Los números del 10, tan increíbles por los récords de goles y la cantidad de hat-trick marcados desde que debutó con el Barcelona como por las escasas amonestaciones recibidas a lo largo de su carrera, se ven ahora empañados por una sanción que le ha impuesto la FIFA pese a no figurar queja alguna en el acta arbitral y coinciden en el tiempo con su ausencia este fin de semana en el partido contra el Granada tras haber forzado contra el Valencia la quinta amarilla del curso. Una situación nueva para La Pulga, que nunca vio tantas amonestaciones. ¿Le sorprende eso al técnico? “Lo que me sorprende y me parece increíble son sus números. Es un jugador súper respetuoso con los árbitros, el mejor jugador del mundo, siempre bajo presión, con todos los ojos puestos en él, y su comportamiento siempre ha sido impecable”, destacó.

Y cuando se le insistió, ya no quiso meterse en más charcos: “No me interesan las polémicas, he hecho una defensa clara de lo que es Messi dentro y fuera de los terrenos de fútbol, el resto no me interesa”.

Aunque algo ambiguo, estuvo más vehemente cuando se le mentó a Piqué y se le pidió opinión respecto a sus palabras en torno a “los valores del madridismo” y se le preguntó por cómo fue recibido por el vestuario del Barcelona, supuestamente, entre vítores y aplausos de sus compañeros, al regreso de la concentración con España: “Creo que no es importante lo que yo pueda pensar o no. Sus declaraciones van en la línea de lo que es él, respetuoso con las ideas de los demás y al que le gusta que lo respeten. Piqué, lo bien que os lo pasáis con él, la cancha que nos da, habría que clonarlo si no existiera”, concedió en tono jocoso. Además, cuando otro periodista le inquirió si a él personalmente le gustaban los valores del club rival, respondió así: “Yo, como soy bastante más radical que Piqué, mejor no me pronuncio”. No quiso, eso sí, matizar cómo debían interpretarse sus palabras. Cada uno que las entienda como quiera.

Las bajas de uno y otro, aunque muy importantes para el equipo, aseguró el técnico, no afectarán al sistema que utilice en Granada. Podría seguir con el 3-4-3 aun sin Piqué ni Messi: “Futbolísticamente no nos afecta en nada. Podemos utilizar el mismo sistema. Los jugadores que tenemos se adaptan al sistema. En ese sentido no va a haber influencia ninguna. Claro que me gustaría disponer de Messi en todos partidos, pero le va a venir bien descansar, que también es un jugador con muchos minutos acumulados”. Y respecto a la baja del central, explicó que como “no se pueden forzar amarillas” ha decidido dejarlo fuera, así podrá estar seguro en el encuentro contra el Sevilla (el próximo de Liga, el miércoles de la semana que viene), ya que acumula cuatro amarillas: “Hemos entendido que de cara a lo que se avecina y al calendario tan denso que vamos a tener sobre todo en este mes de abril necesita descanso”.

Y remató: “A medida que pasan las semanas, trascienden los puntos. En la primera vuelta ya nos costó ganar aquel partido [contra el Granada]. Necesitamos de esos tres puntos”. Asegura Luis Enrique que los internacionales han regresado bien de sus respectivos compromisos con las selecciones y que tiene muy buenas sensaciones para este tramo final de temporada: “Se percibe por la manera e intensidad con la que los jugadores se entrenan. Es como si llegara el momento de las notas en el colegio y los jugadores se aplican”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información